Archivos

Osteoporosis, la epidemia silenciosa del siglo XXI

Es una enfermedad grave, crónica, y progresiva, pero que no provoca síntomas hasta que se manifiesta. Por ello, clínicamente se la conoce como “la epidemia silenciosa del siglo XXI”. Es la osteoporosis, una enfermedad que se produce por un descenso de la masa ósea del esqueleto debido a la disminución de minerales en el hueso. Este proceso lleva añadido debilidad y fragilidad de los huesos cuya manifestación clínica son las fracturas.

Se trata de una de las patologías cuya prevalencia ha aumentado en los últimos años. Solo en España hay dos millones y medio de mujeres y quinientos mil hombres que sufren osteoporosis. Y en Europa, según la información recogida en los dos informes presentados el 17 de abril de 2013 en Roma, ‘Osteoporosis in the European Union’ y ‘Scorecard for osteoporosis in Europe’, el dato estimado de personas afectadas en la actualidad es de 22 millones de mujeres y 5,5 millones de hombres en la Unión Europea.

La alta prevalencia e incidencia de las fracturas osteoporóticas  es debida al envejecimiento de la población, que junto con el efecto de los nuevos estilos de vida (sedentarismo, dieta inadecuada, etc.) y otros factores genéticos, han hecho aumentar progresivamente su incidencia. Según los especialistas se deben de ingerir al menos dos raciones de lácteos al día. Con el fin de asegurar la fijación del calcio es necesaria la vitamina D que solemos encontrarla en  algunos alimentos y sobre todo en el sol, además de  la lactosa y el ácido ascórbico.

Hay que tener claro que esta patología es un proceso prevenible y tratable, pero la falta de signos de alerta previos a la aparición de fracturas conlleva que pocos pacientes sean diagnosticados en fases tempranas y tratados de forma efectiva.

En este sentido, el farmacéutico, como profesional de la salud accesible a la población, puede y debe desarrollar una labor fundamental en la atención sanitaria de estos pacientes en cooperación con el resto de los profesionales sanitarios. Para realizar esa labor, es esencial que el farmacéutico conozca en profundidad este problema de salud, su tratamiento y su prevención con el fin de garantizar una atención farmacéutica de calidad.

Por ello, el COFM organiza el  curso “Prevención y Tratamiento de la Osteoporosis en la oficina de Farmacia”  que capacita al farmacéutico para realizar intervenciones orientadas a la prevención de la osteoporosis y participar activamente durante las actividades de dispensación, indicación y seguimiento farmacoterapéutico.  Dentro de su actuación se incluye  la comunicación e información sobre los tratamientos, la educación sanitaria a la población o la derivación a la consulta médica.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies