Archivos

Consejos para tratar las llagas bucales

Las aftas en la boca, conocidas popularmente como llagas o úlceras, son lesiones de color blanco amarillento o grisáceo con borde circular rojo, que pueden aparecer también en la lengua, mejillas, paladar o la parte interna del labio y son muy dolorosas. No hay que confundirlas con los herpes que salen en el exterior de los labios.

Las llagas son más frecuentes en las mujeres, en jóvenes y adultos. Es muy raro que se produzcan casos después de los 50 años. En el 70% de los casos se desconoce la causa de las aftas, aunque pueden estar causadas por factores como el déficit de hierro, vitaminas o ácido fólico. También pueden estar implicados el estrés, la mala alimentación, el periodo menstrual, la exposición al sol o los irritantes locales, como diente rasposo, mordida, prótesis mal pulida, fuerte cepillado, etc.

Las aftas bucales son un trastorno común, que a menudo es objeto de consulta en la oficina de farmacia. El farmacéutico, como buen profesional y cercano al ciudadano, aconseja el tratamiento que debe seguir con el fin de curar e incluso evitar la aparición de nuevos brotes. Para ello, recomienda una serie de medidas higiénicas como evitar los alimentos calientes, aquellos que tengan o generen aristas al masticar, los ácidos, las especias, los picantes, el alcohol y el tabaco.

Es muy importante asegurar una buena higiene bucal, utilizar enjuagues con suero fisiológico o sustancias alcalinas (bicarbonato sódico o los antiácidos) que ayudan a refrescar la boca o proporcionar un efecto calmante.

Los tratamientos actuales tienen como objetivo acelerar el proceso de cicatrización. Los medicamentos sin receta indicados en el tratamiento de las aftas incluyen, entre otros, anestésicos locales como la lidocaína en pomada o spray, antisépticos (colutorios o geles de clorhexidina que son útiles para evitar la sobre infección de la úlcera), antiinflamatorios, analgésicos, citoprotectores (ácido hialurónico, carbenoxolona).

Independientemente de lo que se haga, no existe medicamento milagroso para las aftas. Ninguna sustancia cura la úlcera de un día para otro,  y suelen persistir  en la boca de una a dos semanas, según cada persona.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies