Archivos

Atención farmacéutica domiciliaria

Las proyecciones de población del INE nos recuerdan la urgencia que tenemos, como sociedad, de actuar a tiempo para no darnos de bruces contra una realidad demográfica demoledora.

El porcentaje de población de 65 años y más, que actualmente se sitúa en el 19,2 por ciento del total de la población, pasaría a ser del 25,2 por ciento en 2033. Esto quiere decir que dentro de 15 años en España residirían 12,4 millones de personas mayores de 64 años, 3,4 millones más que en la actualidad (un 38,1 por ciento).

Quien no quiera ver el profundo cambio social, sanitario y económico que implica esta tendencia es que nunca se ha atrevido a mirar más allá de sus propios intereses. Los farmacéuticos sí lo hemos hecho y, por eso, estamos trabajando para sacar adelante la atención farmacéutica domiciliaria dentro de la futura Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid. Y lo estamos haciendo con el apoyo y el compromiso decidido del actual Gobierno regional, que ha sabido ver y defender la oportunidad de abrir esta puerta a los ciudadanos que así lo quieran para responder a necesidades reales de su día a día.

De nada vale poner zancadillas, recurrir a la demagogia o pensar que solo unos profesionales y no otros están capacitados para prestar esta atención domiciliaria. Se trata, más bien, de integrar esfuerzos y de aprovechar con inteligencia los recursos disponibles al alcance del Sistema Nacional de Salud para acercar la asistencia a los ciudadanos y atender problemas de salud acuciantes de pacientes concretos que viven con temor y en soledad por falta de asistencia sanitaria. Porque estamos hablando de pacientes polimedicados y de baja movilidad, de pacientes dependientes, en definitiva, de personas que necesitan ayuda y que nos la están pidiendo.

No está de más recordar que en uno de cada cuatro hogares vive una sola persona y que en 2033 habrá más de 5,8 millones de hogares unipersonales, lo que supondría el 28,9 por ciento del total, según el INE.

Los farmacéuticos de Madrid escuchamos a nuestros pacientes y sabemos que son ellos quienes marcan los tiempos y deciden cuándo y dónde quieren recibir la asistencia sanitaria de acuerdo a sus propias necesidades. Es un principio que las farmacias en España tenemos claro.  No en vano, cada día entran más de dos millones de personas en las farmacias, una muestra de población más que suficiente para conocer a fondo estas demandas. Negarles el derecho a acudir a su profesional sanitario más cercano en busca de ayuda con su tratamiento y medicación por presiones carentes de cualquier base legal o cálculos de oportunidad política será levantar barreras y obstáculos a esa nueva Sanidad que aspira a estar cerca de los ciudadanos y ser más humana y eficiente.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies