Archivos

Osteoporosis, consejos para una mayor calidad de nuestros huesos

El día 20 de octubre se celebra el Día Mundial de la Osteoporosis, enfermedad que afecta al hueso, caracterizada por una menor resistencia. Se debe tanto a baja masa ósea como a una alteración en la microarquitectura del hueso, o a ambos factores, lo que ocasiona una mayor fragilidad y una mayor predisposición a sufrir fracturas ante mínimos traumatismos. Es la enfermedad metabólica ósea más frecuente en los países occidentales. Cerca de 3 millones de personas la padecen en España, la mayor parte de las cuales son mujeres. Aproximadamente, 30 de cada 100 mujeres la sufren después de la menopausia.

Cada año, la osteoporosis causa más de 1,3 millones de fracturas de vértebras, cadera y muñecas en el mundo. Las fracturas más graves son las de cadera.

La masa ósea es la cantidad de hueso que presenta una persona en su esqueleto en un momento de su vida y depende de muchos factores, como son la edad, sexo, raza, factores genéticos, nutricionales, tabaquismo, consumo de alcohol, peso, sedentarismo, inmovilizaciones prolongadas, traumatismos o determinados tratamientos farmacológicos crónicos.

La osteoporosis puede ser:

  • Primaria: cuando no se identifica ninguna enfermedad que la justifique directamente. Puede ser por pérdida de masa ósea, menopausia o senectud.
  • Secundaria: es consecuencia o una manifestación acompañante de otras enfermedades o de determinados tratamientos farmacológicos.
  • Otras osteoporosis, entre las que la más importante es la osteoporosis idiopática juvenil, que es una enfermedad de niños y adolescentes.

 

El dolor y el miedo a sufrir nuevas fracturas limitan la actividad de los pacientes, que se sienten incapacitados para realizar una vida normal, repercutiendo negativamente en su calidad de vida.

El diagnóstico se realiza por la existencia de una fractura de fragilidad o mediante una densitometría ósea, aunque la medición de la densidad mineral ósea en mujeres postmenopáusicas solo proporciona información como factor de riesgo de fracturas.

Como consejo tu farmacéutico te recomienda tener una adecuada ingesta de calcio y vitamina D, que es esencial para el desarrollo y mantenimiento óseo normal, particularmente en la adolescencia y durante los embarazos. Obtenemos calcio de alimentos como leche, yogur, queso, legumbres, frutas, frutos secos, verduras y pescado azul. La exposición solar es el principal estímulo para la síntesis cutánea de vitamina D.

El ejercicio físico diario ayuda a controlar el peso corporal, mejorar la masa y tono muscular, mejora la coordinación y agilidad para protegerse así de las caídas y evitar las fracturas.

Y, por último, para evitar las caídas es esencial utilizar calzado cómodo y antideslizante, ayudarte del pasamanos para subir y bajar escaleras y levantarte lentamente de la cama para no sufrir un mareo.

 

Texto:

Sonia Pérez Sáez. Farmacéutica del Servicio de Información Técnica del COFM

 

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies