Archivos

Orden en el botiquín

Con el comienzo del año llegan los propósitos y uno de ellos puede ser tratar de mantener a punto su botiquín. Es una tarea que no conlleva mucho tiempo y que supone un seguro de vida y un ahorro económico.

En primer lugar, deben deshacerse de todos los medicamentos o productos sanitarios que estén caducados. La fecha de caducidad se suele encontrar en uno de los laterales de las cajas, junto al símbolo que se muestra en la figura 1. La forma en la que se expresa es la siguiente: mes/año 00/0000, significa que podrá consumirse hasta el último día del mes. Ejemplo, 07/2022 quiere decir que se podrá consumir hasta el 31 de julio de 2022, el 1 de agosto ya estaría caducado. Es importante destacar que la caducidad de ciertos medicamentos, como jarabes o colirios, puede variar tras la apertura del envase. Esta información aparece en el prospecto, pero si no la encuentra o tiene dudas, consulte a su farmacéutico.

¿Y dónde se tiran estas presentaciones? Se llevarán a la farmacia, donde el farmacéutico indicará la ubicación del Punto SIGRE (figura 2), contenedor blanco que se encuentra dentro de las farmacias y que ha sido elegido por las autoridades sanitarias y medioambientales como el más idóneo para depositarlas.

Aquellos medicamentos que hayan sido recetados para un periodo de tiempo concreto, y que, una vez cumplimentado el tratamiento hayan generado residuos o sobrantes, también deben llevarse al Punto Sigre. Nunca se guardarán en casa para el tratamiento de futuras patologías. También se depositan en este punto, los envases que, aunque estén vacíos, hayan estado en contacto con algún medicamento, como blísters, botes, sobres…

Con respecto a los productos sanitarios que precisan estar estériles para su uso, como pueden ser gasas o jeringas, si la caja o bolsa donde se encuentran está deteriorada, también se desechara.

Es muy importante conservar los medicamentos dentro de sus cajas originales y con los prospectos para evitar un uso incorrecto. Si por cualquier motivo se extravían, no dude en consultar a su farmacéutico.

Un último consejo, en el caso de convivir con menores, resulta útil separar los medicamentos infantiles de los de adultos, para evitar confusiones que puedan poner en peligro su salud.

Para ampliar la información sobre qué medicamentos pueden formar parte de su botiquín, pincha aquí: http://blog.cofm.es/todo-debes-saber-sobre-botiquin-casero/

Figura 1. Símbolo caducidad
Figura 2. Punto Sigre

 

 

 

Texto:

Lourdes Buenavida Jurado, farmacéutica del Servicio Técnico de Información del COFM.

 

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies