Archivos

Medicamentos para la migraña

En España hay más de 5 millones de personas afectadas por migraña. Cuatro de cada 10 personas está sin diagnosticar y la mitad de ellas toma asiduamente medicamentos, principalmente analgésicos, sin prescripción ni diagnóstico médico.

 

La migraña, en España, es una enfermedad infradiagnosticada, mal tratada, con un exceso de automedicación sin control médico, que produce mucha incapacidad laboral.

Se podría definir a la migraña como un tipo de dolor de cabeza muy intenso, doloroso, molesto e incapacitante que se puede presentar con otros síntomas, como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz y al sonido. Muchas personas sienten un dolor pulsátil únicamente en una zona de la cabeza. Es muy característico que para ayudar a superar las crisis de migraña el enfermo busque descansar en lugares oscuros y silenciosos. En muchos casos estas crisis se producen de por vida y el paciente debe aprender a manejar sus procesos agudos, así como a minimizarlos y espaciarlos en el tiempo.
A pesar de que las causas de la migraña siguen sin conocerse en profundidad, esta se produce por una actividad cerebral anormal, desencadenada por múltiples factores.

Los procesos que se producen principalmente afectan al flujo sanguíneo en el cerebro y tejidos circundantes. Las primeras crisis de migraña suelen aparecer entre los 10 y los 45 años, pudiendo ser hereditarias y se presentan con más frecuencia en las mujeres que en los hombres. Algunas mujeres sufren menos migrañas cuando están embarazadas.

FÁRMACOS TERAPÉUTICOS

Actualmente existe una gran variedad de medicamentos para combatir los síntomas que ocasiona la migraña. De ellos, podemos distinguir los utilizados para los ataques o fases agudas y los que se usan de modo preventivo. El objetivo del tratamiento preventivo es tratar de disminuir el número y la frecuencia de estos ataques. Estos medicamentos se suelen utilizar en personas que sufren más de 3 crisis agudas mensuales. Se trata de que, al tomar el medicamento durante las crisis agudas, se consiga que el dolor y la sensación insoportable desaparezca o disminuya en un plazo inferior a las 2 horas. Para ello se suelen utilizar varios tipos de medicamentos que dependen mayormente del efecto que consigan en el paciente y de cómo sean tolerados.

Los principales grupos de medicamentos para las fases agudas son: analgésicos y antiinflamatorios, derivados de la ergotamina, los llamados triptanes y otros. Los analgésicos, como la aspirina y paracetamol, se utilizan como primera opción y son eficaces en el comienzo de ataques de migraña de intensidad moderada.
Como en todos los medicamentos que veremos, las fórmulas líquidas, como los comprimidos efervescentes o sobres, consiguen efectos más rápidos debido a su rápida absorción, lo cual es esencial para lograr un efecto mejor.

En episodios de migraña más intensos se utilizan antiinflamatorios, como el ibuprofeno, naproxeno o dexketoprofeno (Enantium). También se combinan estos con metoclopramina (Primperan) para mejorar la absorción del medicamento y para mitigar las posibles náuseas o vómitos.

La ergotamina y sus derivados son unos compuestos que datan de la antigüedad. Proceden del cornezuelo del centeno, hongo que coloniza este cereal y que a principios del siglo XX fue aislado y utilizado por sus propiedades curativas. Es un antimigrañoso eficaz que combate la dilatación arterial producida en la zona cerebral. Existen medicamentos que combinan la ergotamina con un analgésico, como el paracetamol, y con cafeína que potencia su efecto. No obstante, es un compuesto que se debe tomar con precaución, ya que puede ocasionar efectos adversos, como vértigos, cefaleas, disminución de la tensión arterial o dificultad respiratoria. También puede interaccionar con otros medicamentos, como algunos antibióticos.

El grupo de los medicamentos llamados triptanes es relativamente nuevo y ha logrado mejorar la calidad de vida de muchas personas que padecen ataques de migraña agudos de forma repetitiva. Los más utilizados son zolmitriptan, sumatriptan y rizatriptan. Actúan sobre unos receptores produciendo constricción de determinados vasos sanguíneos cerebrales, efecto que reduce los síntomas dolorosos e incapacitantes de la migraña. Presentan muchos menos efectos adversos e interacciones que la ergotamina y no se deben combinar con esta última. Existen fórmulas disponibles en comprimidos sublinguales que consiguen una acción más rápida. También se utilizan formas inyectables para su administración en los servicios de Urgencias durante crisis graves.

 

Autor: Óscar López Moreno, vocal de Oficina de Farmacia del COFM.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies