Archivos

Jesús Sánchez Martos, ‘El Adelantado’

Recientemente la publicación especializada REDACCIÓN MÉDICA, con la colaboración de los laboratorio Janssen, organizó, bajo el titulo “Preguntas a la sanidad de Madrid”, un encuentro de quince representantes de los principales ámbitos del sector con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid Jesús Sánchez Martos.

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), Luis González Díez, le planteó tres preguntas: “¿Está de acuerdo con que los medicamentos de farmacia hospitalaria puedan volver a ser dispensados en las oficinas de farmacia? ¿Se ha planteado el consejero las subastas de fármacos, como en otras autonomías? Y, por último, ¿para cuándo la implantación de la receta electrónica en los hospitales?”. El consejero fue tajante y dijo: “Puedo contestar con una respuesta capicúa: sí, no y sí. En cuanto a lo primero, nosotros estamos evitando los compartimentos estancos y yo nunca he estado a favor del hospitalismo. Hay que pensar en el medio rural. Cuando hay un rigor científico no debería haber controles innecesarios. No estamos de acuerdo con las subastas. En cuanto a la receta electrónica, yo prefiero que se implante, pero no se puede decir que vaya a estar mañana. Entretanto, la receta manual funciona igual”.

Sánchez Martos, por otra parte, a lo largo de su extensa intervención en todos los frentes de la Sanidad madrileña, demostró una gran sensibilidad sobre la profesión farmacéutica, y lo que es más, un agudo olfato sobre su proyección de futuro. En un momento dado, contestando a Eva Negro, delegada en Madrid de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, el consejero señaló lo siguiente: “Yo creo que tenemos que cambiar nuestra forma de pensar. La ‘H’ significa hospital, pero también hogar. En Madrid vamos a potenciar que haya camas de media y larga estancia en los hospitales y de larga estancia en los domicilios. En ese sentido y, en cuanto a la farmacia, yo sueño con que el farmacéutico lleve el medicamento al paciente. Hay que acercar la sanidad todo lo que sea posible al ciudadano”. Abocados como estamos a una cronificación de las enfermedades derivada de los avances de la Medicina y la mayor esperanza de vida, los farmacéuticos son conscientes de que su papel está evolucionando hacia un perfil más asistencial. El hecho de que un político, ocasional en este caso, pero con una sólida formación como catedrático de Educación para la Salud, médico y enfermero, como es Jesús Sánchez Martos, haga una afirmación de esta naturaleza, le convierte en un auténtico “Adelantado”.

El cargo de “Adelantado” esta documentado desde “las Siete Partidas” Alfonso X El Sabio (siglo XIII) y se refería un delegado del rey en territorios lejanos a la corte. Su proyección se extendió durante tres siglos en las conquistas de Andalucía, Canarias y finalmente América. Después de 1573 no se volvió a otorgar el título. El término procedía del árabe “almuqaddám”, que una vez castellanizado fue “almocadén”, e identificaba a un caudillo aguerrido y temerario. Hoy esta figura no tiene uso, pero por su origen histórico y por la sustantivación del verbo “adelantar” en el sentido de mover o llevar hacia delante, podría aplicarse a aquel o aquellos que se sitúan en la vanguardia, asumen riesgos y son innovadores. En definitiva llamar hoy a alguien “Adelantado”, tiene sentido de reconocimiento y elogio para aquel que es audaz.

En la foto, el consejero Jesús Sánchez Martos y el presidente del COFM Luis González Díez, durante la última celebración del “Día del Colegiado”.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies