Archivos

Tiempo de cuaresma: ayuno y diabetes

Estamos en Semana Santa y en tiempo de Cuaresma cristiana, un periodo de preparación espiritual y también de ayuno o de abstinencia temporal de alimentos o bebidas.

Nos hemos preguntado si este tipo de ayuno puede aportar beneficios al organismo y qué deben tener en cuenta las personas con patologías preexistentes, especialmente, si se trata de pacientes diabéticos, en caso de que decidan practicarlo.

Marcela González-Gross, doctora en Farmacia, catedrática de Nutrición Deportiva y Fisiología del Ejercicio por la Universidad Politécnica de Madrid y presidenta de la Sociedad Española de Nutrición (SEÑ) y del Grupo ImFINE, y el doctor Juan Mielgo Ayuso, secretario científico de la JD SEÑ, nos ofrecen algunas claves. Estas han sido sus respuestas.

¿Qué recomendaría a una persona que quiere hacer una abstinencia temporal de alimentos en un periodo como la cuaresma?

 Si una persona desea hacer el ayuno el miércoles de ceniza y el Viernes Santo debe saber que debe comer comidas que equivalgan a no más de una comida completa y dos comidas más ligeras sin tomar alimentos sólidos entre ellas. Por ello:

Debe beber suficiente líquido. Asegurarse de beber suficiente agua y otros líquidos saludables para mantener el cuerpo hidratado. Las bebidas sin cafeína, como el agua mineral o las infusiones de hierbas, pueden ser una buena opción.

No debe saltarse comidas. Es importante que la persona haga tres comidas saludables durante el día. Saltarse comidas puede aumentar el riesgo de mareo o desmayos, especialmente si también se está practicando el ayuno.

Debe elegir alimentos saludables y equilibrados. Cuando se hagan comidas, asegurarse de que contengan una variedad de nutrientes saludables. Incluir verduras, frutas, proteínas magras y cereales integrales para obtener todos los nutrientes que se necesitan, incluido el agua.

Por su parte, además de estos 2 días previamente señalados, los viernes de Cuaresma, los católicos no pueden consumir carne, pero pueden comer pescado y otros alimentos. Por tanto, hay que aprovechar estos días a incluir los pescados en el menú, ya que el pescado es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, ácidos grasos omega-3, minerales y vitaminas esenciales en la dieta.

Y por supuesto, se recomienda incluir pescados en nuestra dieta regularmente, y no solo en estos días, para obtener estos beneficios para la salud.

En el caso de las personas con patologías preexistentes, y en concreto de diabéticos tipo 1 y tipo 2, ¿qué deben tener en cuenta en estos casos antes de iniciar un periodo de ayuno?

Las personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 deben ser extremadamente cautelosas al considerar cualquier forma de ayuno intermitente o restricción de alimentos porque esto puede tener un impacto significativo en la administración de insulina, los niveles de azúcar en la sangre y la salud en general.

El ayuno puede ser especialmente peligroso para las personas con diabetes tipo 1, porque tienen una ausencia completa de insulina natural, lo que significa que un ayuno prolongado puede provocar hipoglucemia e hiperglucemia, lo que aumenta el riesgo de complicaciones a largo plazo. Para las personas con diabetes tipo 2, el ayuno también puede ser de riesgo, ya que pueden tener dificultades para controlar los niveles de glucosa en la sangre durante períodos de ayuno.

Una revisión narrativa publicada en la revista Nutrients en 2023 se focalizó en el efecto del ayuno en el caso de diabéticos tipo 1 y tipo 2 y sí puede ser una herramienta terapéutica complementaria al tratamiento farmacológico. De forma sorprendente, el ayuno tiene el potencial de minimizar el riesgo de hipoglucemia en la diabetes tipo 1, y de reducir la variabilidad glucémica y mejorar el metabolismo lipídico tanto en la diabetes tipo 1 como en el tipo 2. También aumenta la sensibilidad a la insulina, reduce la síntesis endógena de glucosa, reducen el peso y mejora la composición corporal. En el caso de diabetes tipo 2, varios estudios han observado reducciones de los niveles de hemoglobina glicosilada de −7.3 ± 12.0 mmol/mol tras varias semanas de ayuno. Por tanto, parece que el ayuno puede ser eficaz como parte del tratamiento de los diabéticos, pero siempre con el apoyo y supervisión del personal sanitario. El ayuno no está exento de riesgo en diabéticos tipo 1, ya que de forma no controlada se ha descrito daño renal.

Pero por supuesto, antes de iniciar un periodo de ayuno, es fundamental que las personas con diabetes consulten con el personal sanitario para discutir su plan de ayuno y revisar sus rutinas de monitoreo de glucosa y medicamentos. Se debe ajustar la dosis de insulina o la cantidad de medicamentos orales según las necesidades individuales. También es importante que la persona tenga una comprensión completa de qué alimentos y bebidas están permitidos durante el ayuno y cuánto tiempo planea ayunar.

En general, cualquier forma de ayuno intermitente o restricción de alimentos debe abordarse con precaución en personas con diabetes tipo 1 o tipo 2, y se debe tener en cuenta la planificación y la supervisión por parte del personal sanitario adecuadas para evitar complicaciones y garantizar la salud en general.

Dejar un comentario