Archivos

¡Ya puedo comprar test de autodiagnóstico COVID-19 y curarme en salud!

Desde el jueves 22 de julio se permite la venta en farmacias de los productos de autodiagnóstico para la COVID-19 sin necesidad de receta médica. Por fin, la farmacia puede atender la demanda de la población, que desde hace casi un año viene solicitando la posibilidad de adquirirlos en su establecimiento sanitario más cercano bajo el consejo y el asesoramiento de su farmacéutico de confianza.

Un tiempo perdido en la detección precoz de contagios de COVID-19 y, por ende, de rebajar la cadena de trasmisión del virus, en opinión del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, quien ha estado solicitando reiteradamente a las autoridades sanitarias nacionales y locales, así como a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), desde el pasado agosto la venta de test rápidos COVID-19 en las oficinas de farmacia.

Porque, qué sentido tenía que la población tuviera alcance a ellos comprándolos por Internet, sin ninguna garantía sanitaria, y no en su farmacia, como en el resto de Europa. El acceso masivo a unas pruebas de detección del virus de forma recurrente, sin duda habría reforzado el sistema de vigilancia epidemiológica; descongestionado la Atención Primaria cuando el pasado otoño convivían el virus de la gripe y el SARS-CoV-2, y paliado el aumento de los contagios durante las Navidades, que derivó en una nueva ola de la pandemia.

Ahora que, finalmente, los test de autodiagnóstico COVID-19 ya están al alcance de todos y nos podemos curar en salud, te explicamos qué tipos de test existen, cuándo debes realizártelos y qué debes hacer ante un positivo.

Hay diferentes tipos de test rápidos y cada uno tiene una utilidad diferente. El farmacéutico desempeña un papel clave en la dispensación al paciente, ofreciendo una información veraz y contrastada y dirigida a su caso particular.

¿Tengo la infección ahora mismo? Para responder a esta pregunta se emplea el test rápido de antígenos, ya que determina la presencia del coronavirus SARS- CoV-2, permitiendo detectar personas portadoras susceptibles de ser derivadas al centro de salud para confirmar dicho diagnóstico.

Dentro de los test rápidos de antígenos se comercializan dos tipos, según la muestra que emplean: nasal anterior y saliva. En saliva, la carga viral es menor que en secreciones nasofaríngeas, por lo que en caso de baja carga viral (bajo número de virus en la muestra) la sensibilidad del test es menor.

¿En qué casos debo realizarme un test rápido de antígenos? Si presento alguno de los síntomas (fiebre, tos, disminución del olfato y del gusto, escalofríos, dolor de garganta, dolores musculares, dolor de cabeza, debilidad general, diarrea o vómitos, entre otros); en caso de haber estado en contacto estrecho con un caso positivo o en caso de participar en actividades que suponen un alto riesgo de COVID-19 debido a la imposibilidad de mantener la distancia física necesaria para evitar la exposición.

Una vez realizado el test, un resultado positivo indica infección activa. Si es negativo puede ser que no haya infección o que esté en periodo de incubación. Debe, en cualquier caso, consultar con el médico o farmacéutico si tiene síntomas o si ha sido contacto estrecho con positivo confirmado.

La interpretación del resultado de un test de antígenos es simple:

  • Positivo (dos líneas): aparecen dos líneas de color rojo, una en la línea de control (C) y otra línea de test o prueba (T).
  • Negativo (una línea): aparece una línea de color rojo en la marca de control (C) y no aparece ninguna línea en zona de test o prueba (T).
  • No válido (la línea de control no aparece): El volumen de muestra insuficiente o las técnicas de procedimiento incorrectas son las razones más probables.

Por otro lado, tenemos los test de anticuerpos, que nos ayudarán a saber si hemos tenido contacto con el virus en el pasado. Este tipo de test se realiza con una muestra de sangre capilar obtenida por punción digital. En caso de resultar únicamente positivo para IgM, es preciso informar al médico. En el resto de los casos, no debemos olvidar las medidas de prevención frente a la COVID-19

La interpretación del resultado de un test de anticuerpos alberga cuatro posibilidades válidas:

  1. IgM negativo, IgG negativo: No contagioso. No hay evidencia de infección actual o previa.
  2. IgM positivo, IgG negativo: Se encuentra en una fase precoz de la infección.
  3. IgM positivo, IgG positivo: Infección en la fase activa o en fase de recuperación de la enfermedad.
  4. IgM negativo, IgG positivo: No contagioso. Fase final de la infección o con la infección curada, el paciente ha desarrollado inmunidad y no es infeccioso.

Estos tipos de test de autodiagnóstico son sencillos de realizar y la información que contiene para el usuario es muy detallada. Es muy importante seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a la toma de muestra y lectura del resultado. Aun así, su farmacéutico está para ayudarle. Para tener garantía de que el test cumple la regulación, la AEMPS tiene publicada la relación de los test de autodiagnóstico de la COVID-19 que no cumplen la regulación. Puedes consultar dicha relación en este enlace.

 

 

Texto: Dra. Inmaculada Castillo Lozano

Farmacéutica del Servicio de Información Técnica del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies