Archivos

¿Sabes qué es la xerostomía o boca seca?

La xerostomía, también denominada asilorrea, hiposalivación o boca seca, consiste en una disminución de la secreción salival. Es un trastorno en el que las glándulas salivales de la boca no producen suficiente saliva como para mantener la boca húmeda. Se trata de un proceso que puede ser crónico o transitorio.

La saliva es esencial para mantener una boca saludable, ayuda a prevenir las caries dentales, ya que neutraliza los ácidos producidos por las bacterias, limita el crecimiento bacteriano y elimina restos de comida. También mejora la capacidad de sentir el gusto y facilita tanto la masticación como la digestión. Por ello, cuando el flujo normal se ve reducido pueden aparecer problemas para masticar, tragar, saborear los alimentos e incluso hablar. Otras de las posibles consecuencias de la xerostomía es la fetidez de aliento debido a la dificultad de la higiene oral, y la disminución del sentido del gusto, reduciendo el placer de comer.

Los síntomas más comunes que presenta el paciente son:

  • Ardor, grietas y dolor en la lengua.
  • Ulceración de la mucosa oral.
  • Dificultad en la fonación.
  • Dolor de garganta, ronquera.
  • Dificultad para la formación del bolo alimenticio, la masticación y la deglución.
  • Alteraciones gustativas.
  • Sensación de viscosidad en la boca.
  • Saliva que se siente espesa y fibrosa.
  • Aumento en el número de caries.
  • Aumento de la sed.
  • Problemas para usar dentaduras postizas

¿Qué provoca la xerostomía?

La sequedad de boca aparece cuando las glándulas salivales de la boca no producen suficiente saliva. Es posible que estas glándulas no funcionen correctamente como consecuencia del envejecimiento, de un tratamiento médico o de una enfermedad.

  • Medicamentos: se calcula que existen hasta unos 500 medicamentos capaces de provocar alteraciones en las glándulas salivares debido a que aumentan, reducen o alteran la composición de la saliva. Los antihistamínicos, antidepresivos, ansiolíticos, antihipertensivos, analgésicos opiáceos o relajantes musculares, entre otros, producen sequedad de boca como efecto secundario. Los medicamentos para la quimioterapia pueden cambiar la naturaleza de la saliva y la cantidad producida, así como los tratamientos con radioterapia en la cabeza y el cuello pueden dañar las glándulas salivales, lo que causa una marcada disminución en la producción de saliva.
  • Enfermedades: la diabetes, los accidentes cerebrovasculares, la candidiasis en la boca o la enfermedad de Alzheimer, al igual que enfermedades autoinmunes, como el síndrome de Sjögren o el VIH y SIDA pueden provocar boca seca en los pacientes.
  • Respirar por la boca y roncar también pueden contribuir a la sequedad de la boca.
  • Consumir alcohol y/o fumar pueden aumentar los síntomas de la sequedad de la boca.
  • El consumo de drogas causa una intensa sequedad de boca, así como daño en los dientes.
  • Otras causas: miedo, estrés, una mala higiene bucal.

¿Cómo puedo tratar la xerostomía?

Para llevar a cabo un tratamiento adecuado a cada paciente, el primer paso sería identificar las causas que han dado lugar a la xerostomía para eliminar o reducir su impacto.

En general recomendaremos a nuestros pacientes:

  • Mantener una higiene oral meticulosa: uso de enjuagues y dentífricos con flúor. Evitar la utilización de colutorios que contengan alcohol. Realizar visitas frecuentes al odontólogo.
  • Beber frecuentemente pequeños sorbos de agua o líquidos sin edulcorantes.
  • Evitar alimentos irritantes, secos, ásperos, picantes, ácidos, salados y a temperaturas extremas, así como aquellos que contienen azúcares refinados. Conviene aderezar las comidas añadiendo a los alimentos hierbas aromáticas, condimentos o extractos de frutas.
  • Masticar chicles con xilitol, sin azúcar o tomar caramelos sin azúcar para estimular la producción de saliva. También hace el mismo efecto la masticación de alimentos duros como la zanahoria.
  • Restringir el consumo de café y bebidas con cafeína, así como alcohólicas.
  • No fumar
  • Evaluar por su médico o farmacéutico, la supresión, sustitución o reducción de dosis de fármacos causantes de xerostomía o modificar el horario de toma del fármaco.
  • Tratamiento con sustitutivos de saliva artificiales (son líquidos que imitan la composición de la saliva) que actúan humedeciendo temporalmente la mucosa oral.

 

Autora: Rebeca González Ginés (farmacéutica del Servicio Técnico-Profesional del COFM)

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies