Archivos

El Virus del Papiloma Humano, la infección de transmisión sexual más frecuente a nivel mundial

El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual de aparición más frecuente que puede infectar la piel (VPH cutáneos) y las mucosas (VPH mucosales). Se han identificado más de 200 tipos diferentes y, de ellos, unos 40 son capaces de infectar la mucosa genital y anal de ambos sexos.

La mayoría de los VPH no originan ningún síntoma en la mayor parte de la gente, pero existen otros que pueden causar verrugas o condilomas, mientras otros pueden generar infecciones subclínicas, que pueden (en una minoría de casos) dar lugar a cáncer cervical, de vulva, vagina y ano en mujeres, o cáncer de ano y pene en hombres.

 

¿CÓMO SE TRANSMITE?

El VPH constituye la infección de transmisión sexual más frecuente a nivel mundial.

Esta infección se transmite mediante el contacto de la piel o mucosas, siendo la principal vía de contagio la vía sexual. Cualquier persona sexualmente activa que tenga contacto genital con otra persona infectada por el VPH puede contagiarse. Tanto hombres como mujeres pueden contraer el virus —y contagiarlo— sin saberlo.

La mayor probabilidad de contagio se da en los primeros años de vida sexual, por lo que entre el 20-30% de mujeres jóvenes (antes de los 30 años) son portadoras de VPH-AR. El porcentaje de portadoras disminuye progresivamente con la edad hasta situarse por debajo del 10% en mujeres mayores de 50 años.

Tras la adquisición del VPH, este puede permanecer inactivo durante un tiempo prolongado por lo que la detección del virus puede evidenciarse años después de la transmisión, aunque la mayor parte de la gente infectada por VPH desconoce que lo está.

 

TRATAMIENTOS

A día de hoy, no hay ningún tratamiento que cure el VPH, pero sí existen medicamentos para tratar los efectos que el virus pueda causar, tales como verrugas genitales, cambios en el cuello del útero y cáncer cervicouterino.

La mayoría de las infecciones no causan ningún daño grave y desaparecen por sí solas dentro de un período de dos años.

 

¿POR QUÉ Y CÓMO SE PRODUCE UN CÁNCER TRAS UNA INFECCIÓN POR VPH?

La mayor parte de las personas con una infección por VPH tienen el virus sin notar ningún síntoma durante meses o años, hasta que las defensas del organismo consiguen eliminarlo. Por tanto, la mayoría de las mujeres tienen una infección transitoria que no supone riesgo alguno, ya que el VPH acaba eliminándose totalmente. En general, estas infecciones pasan desapercibidas.

Sin embargo, en torno al 10-15% de las personas infectadas, la infección por VPH persiste a lo largo del tiempo y es el factor de riesgo principal para el desarrollo de lesiones.

Existen diversos factores que contribuyen a que la infección sea persistente, entre los que destacan:

  • el tipo de VPH
  • el tabaquismo
  • la inmunodepresión

Además, el VPH de alto riesgo puede causar varios tipos de cáncer:

  • cáncer de cuello uterino
  • algunos tipos de cáncer de boca y de garganta
  • cáncer de vagina
  • cáncer de vulva
  • cáncer de pene
  • cáncer de ano

 

Y recuerda, la vacunación y las revisiones periódicas son la mejores medidas preventivas. Consulta a tu médico las recomendaciones de vacunación contra el VPH.

 

Texto:

Belén Girón Guijarro, responsable de Marketing del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies