Archivos

Vigila las señales de tu piel

En España, la incidencia de cáncer de piel en los últimos 4 años ha aumentado un 38%, cerca de un 10% cada año. Es el tumor más frecuente en las personas, con una mortalidad de 8-10 casos por cada 100.000 habitantes.

Ante esta situación, y con el fin de concienciar a la población sobre el diagnóstico precoz, la prevención y el tratamiento de esta patología, las oficinas de farmacia se han unido a la campaña “El cáncer de piel se puede ver, detéctalo a tiempo, se puede tratar” puesta en marcha por la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

Una de las iniciativas de esta campaña consiste en que los dermatólogos atiendan consultas personales para quien previamente lo solicite. De esta forma, podrán ser informados de la importancia de protegerse del sol, se les resolverán todas sus dudas sobre manchas, lunares y otras alteraciones de la piel y se les realizará un estudio cutáneo para examinar posibles lesiones sospechosas.  

El presidente de la AEDV, Pedro Jaén, ha explicado que el objetivo de la campaña no es sólo una tarea informativa y formativa. La implicación de varios sectores sanitarios, como son los médicos de atención primaria y los farmacéuticos, es imprescindible para realizar el trabajo con éxito. Además, ha asegurado que es importante concienciar a la gente de que la prevención es posible y para ello es necesaria la colaboración de todos.

Desde las oficinas de farmacia, los farmacéuticos llevan tiempo alertando sobre los riesgos e intentando concienciar a la población acerca de protegerse adecuadamente, no solamente del sol, sino también de los días nublados. De esta forma, colaboran juntos con otros profesionales sanitarios en la detección precoz del cáncer de piel.

El papel del farmacéutico es fundamental, ya que cuando un usuario acude a una farmacia en busca de un fotoprotector éste le recomendará el más adecuado en función del tipo de piel, la edad, la época del año, la actividad a realizar y el estado de salud de las personas. Para ello, tiene en cuenta el factor de protección, la textura del producto, su facilidad de aplicación, etc. Además, aconsejan no utilizar aquellos fotoprotectores que contengan perfumes y conservantes ante el riesgo de alergias.

Hay que dejar claro que no todos los cánceres de piel son iguales. Entre ellos se encuentran el carcinoma de células basales (el más común no-melanoma que se da en las zonas expuestas al sol), el carcinoma de células escamosas (más frecuente en la parte superior de la nariz, frente, labio inferior y manos o en áreas que se han quemado) y el melanoma. Este último es el más conocido por la población, pero es el menos frecuente de todos. Se asocia en un 90% a la exposición solar y resulta el más agresivo y letal, aunque es el que más tasa de curación consigue, siempre y cuando se detecte a tiempo.

Según los expertos,  el diagnóstico de un paciente con melanoma es fácil y también su curación si se detecta a tiempo. Algunas señales de alarma de dicha enfermedad son las manchas o las heridas que no curan, como las úlceras de larga evolución, los “lunares” irregulares, con dos o más colores, o los asimétricos que crecen rápidamente.

Es fundamental detectarlo lo antes posible y ante la más mínima sospecha, se debe acudir al dermatólogo.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies