Archivos

Vientos favorables para el catálogo de servicios del COFM

Lucio Anneo Séneca, orador y filósofo hispano romano condenado a muerte por Nerón en el año 65 de nuestra era, fue un hombre cuya principal cualidad, diríamos hoy, era hacer valer lo que también en nuestros días llamamos “sentido común”; es decir, poseía la facultad de juzgar razonablemente las cosas, de percibir la realidad de la manera que resultaba más obvia para sus conciudadanos, a lo que añadía la capacidad, no común, de saber expresarlo. Una de las sentencias de sentido común enunciadas por Séneca decía: “Cuando no sabemos a qué puerto nos dirigimos, todos los vientos son desfavorables”, lo que constituye la sabia expresión de la necesidad de saber, en todo momento, a dónde nos dirigimos. Entre la opción de quedarnos como estamos, aunque comprobemos que es la posición más desfavorable ante las tormentas, y avanzar, esta última requiere ineludiblemente conocer el rumbo y el puerto de destino.

La situación de las oficinas de farmacia en España es crítica. La reiteración de descuentos, rebajas de precios y retrasos en los pagos las ha colocado al límite de su supervivencia. Hay que moverse, salir del punto muerto actual epicentro de todas las tormentas. Ha habido y hay mucho debate sobre el destino adecuado. Desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) se ha analizado la situación y definido un destino: asumir desde las farmacias un mayor protagonismo en la salud de los pacientes, ofertarles una serie de servicios que de acuerdo con el sentido común algunos ciudadanos perciben como necesarios y abrir, de esa manera, una nueva vía de ingresos. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha señalado que la propuesta tiene “perfecto encaje legal” y ha animado a los farmacéuticos a desarrollar ese nuevo papel profesional. Siguiendo a Séneca, al conocer y tener perfectamente ubicado el puerto de destino, los vientos para el nuevo catálogo de servicios del COFM son favorables.

En la imagen una trirreme romana, del siglo I antes de Cristo, cuyo diseño se basaba en el de las trirremes fenicias y griegas de mil años antes, pero que supieron innovar y adaptar para convertirse en los amos del Mediterráneo.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies