Archivos

Viajar seguro en el coche

¿Pensando en coger el coche para irte de vacaciones? Toma nota de estos consejos que te proponemos para que viajar en coche, durante estas vacaciones de verano, sea más seguro y empieces tu viaje y tus vacaciones con buen pie.

  1. Lo primero, antes de emprender el viaje, es llevar a cabo una revisión completa de nuestro coche: permisos y documentación en regla, revisar los neumáticos y la rueda de repuesto (profundidad del dibujo, presión…), comprobar los niveles de agua, aceite, líquido de frenos, revisar los filtros del aire, las luces, etc.
  2. Planifica tu ruta: es importante conocer el estado de las carreteras que vamos a transitar, así podremos evitar obras o accidentes que pueden provocar incómodos atascos. Además, debemos informarnos bien de cómo llegar a nuestro destino, elegir las paradas que vayamos a realizar durante el trayecto, saber dónde encontraremos gasolineras, restaurantes, etc.
  3. Prepara con cabeza el equipaje: planifica qué es necesario llevar contigo y no metas en la maleta aquellas cosas que no vayas a usar. Trata de meter las maletas más voluminosas en primer lugar y las bolsas más pequeñas al final. No debemos llevar mochilas, paquetes u objetos sueltos en la parte trasera, puesto que en caso de accidente se convierten en verdaderos proyectiles que pueden causar mucho daño.
  4. Consulta la previsión del tiempo: es importante conocer el tiempo que vamos a encontrarnos durante nuestro viaje. Debemos evitar viajar conducir en las horas de más calor y durante la noche.
  5. Vigila los sistemas de seguridad:con los niños ya sentados en el coche, comprueba que los sistemas de retención infantil homologados están perfectamente ajustados y anclados al asiento.
  6. Descansa bien antes de empezar tu viaje. La madrugada (entre las 3 y 5 horas) y las primeras horas de la tarde (entre las 14 y 16 horas) son los momentos en los que el sueño aparece con más facilidad.
  7. Respeta los tiempos de descanso cada 2 horas o 200 km como mucho, esto nos permitirá estirar las piernas y el trayecto no se nos hará tan tedioso. Si es posible, realiza turnos de conducción. Es recomendable cambiar de conductor cada 2-4 horas.
  8. Hidrátate bien, pues la deshidratación produce fatiga muscular. Lleva agua abundante para todo el trayecto, zumos de frutas, refrescos sin gas, etc., no abuses de bebidas estimulantes (café o té), que pueden provocar estados de nerviosismo, y NO bebas alcohol.
  9. Durante el trayecto, haz comidas ligeras y fáciles de digerir para evitar la somnolencia postprandial. Evita comidas con salsas abundantes, alimentos muy salados, muy condimentados, ricos en grasas animales, leche o líquidos calientes (sopa, caldos…), especias, etc.
  10. Mantén una temperatura adecuada en el interior del coche y no abuses del aire acondicionado.
  11. Conduce con calma, no corras, mantén la distancia de seguridad y respeta las normas de circulación.
  12. Lleva a mano un pequeño botiquín, ropa de cambio y alguna prenda de abrigo ligera, sobre todo si viajas con niños pequeños.
  13. Diversión en el coche. Si vas a realizar un viaje que conlleve un gran desplazamiento es posible que pierdas la sintonización de la radio, por ello, es recomendable que lleves contigo preparada de antemano tu música favorita, así como, dispositivos electrónicos (tabletas, smartphones…) y juegos creativos (‘veo veo’, ‘palabras encadenadas’, adivinanzas, canciones, baraja de cartas, las preguntas del Trivial, etc.) para que los niños viajen entretenidos.
  14. Si estas tomando algún medicamento (incluso los que no precisan receta médica o aquellos a base de plantas medicinales) y vas a conducir, consulta con tu farmacéutico sus posibles efectos, ya que muchos fármacos pueden disminuir tu capacidad para conducir de forma segura porque provocan somnolencia, dificultad de concentración, disminución de reflejos (lentitud de reacción), falta de coordinación, mareos, visión borrosa, etc.
  15. Para evitar una buena multa, ponte al día sobre la normativa de tráfico del país que vas a visitar.
  16. Recuerda que el final del trayecto aumenta el riesgo de tener algún percance, se suma la fatiga acumulada, las ganas de llegar al destino y las posibles retenciones en las entradas. Ten paciencia.

 

Ahora solo queda disfrutar de tus vacaciones de verano con los tuyos¡Recuerda que para la vuelta a casa también es importante seguir estos consejos!

 

Texto:

Rebeca González Ginés, farmacéutica del Servicio de Información Técnica del Medicamento del COFM

 

 

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies