Archivos

¿Viagra en la farmacia sin receta?

La sanidad inglesa podría dar el paso de reclasificar el sildenafilo 50 miligramos como medicamento de Farmacia, un cambio que abre por primera vez la dispensación de este tratamiento sin necesidad de aportar receta médica.

Se trata de un cambio solicitado por el fabricante Pfizer en el Reino Unido, que considera justificado por tratarse de un medicamento bien estudiado y con una larga trayectoria en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Desde la Real Sociedad Farmacéutica, se ha apoyado incluso esta solicitud que deberá decidir la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido y, entre otros argumentos, se ha aludido a que es una de las terapias más falsificadas en el mundo.

La farmacia garantizaría así la autenticidad del medicamento y ofrecería también la posibilidad de que el farmacéutico informase a los pacientes de los beneficios y los riesgos que conlleva, una garantía que, desde luego, no se encuentra en la compra a través de sitios ilegales en Internet.

Nada que objetar al papel activo que debe desempeñar el farmacéutico y así lo hemos defendido en el COFM a través de la formación. Pero mucho nos tememos que los atajos en salud no suelen ser la mejor solución y menos cuando comprometen la seguridad de los pacientes. Para resolver un problema, como es el creciente número de falsificaciones que circulan en Internet y que, como sabemos, se centran en este tipo de tratamientos, no se puede obviar la figura del médico y del especialista en este caso.

A falta de nuevas evidencias, entendemos que los tratamientos de la disfunción eréctil deben ser prescritos por un especialista que haya establecido un diagnóstico y conozca la historia clínica del paciente, de forma que le permita descartar patologías asociadas que pueden ser el origen del problema, como la hipertensión, el colesterol elevado o la diabetes, entre otras enfermedades.

No hace falta señalar que, desde su lanzamiento, el uso y abuso de esta sustancia han estado siempre en el radar de las autoridades sanitarias y de los profesionales sanitarios. Recientemente, una clínica especializada denunciaba que el número de jóvenes que afirma haber tomado algún tratamiento para la disfunción eréctil por cuenta propia había aumentado un 15 por ciento en los últimos años.

Por eso, creemos que es necesario extremar los controles si queremos garantizar el uso seguro y responsable de los medicamentos.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies