Archivos

USO SEGURO DE GELES Y SOLUCIONES HIDROALCOHÓLICAS

Lavarse las manos con agua y jabón o con un gel o solución hidroalcohólica. Esta es la medida más efectiva junto con el distanciamiento social para prevenir la COVID-19.

Las soluciones hidroalcohólicas contienen tres componentes básicos: agua, glicerina y alcohol etílico. Y si es un gel, también gelificante para darle la consistencia adecuada.

Algunas soluciones o geles hidroalcohólicoscontienen una elevada cantidad de etanol y, por ello,deben incluir en su etiquetado los riesgos que pueden derivarse de su uso, de manera fácilmente identificable, además de consejos para su empleo.

Si son cosméticos, el porcentaje de alcohol puede ser variable, y no tienen la obligación de incluir esta información en su etiquetado, pero se recomienda seguir las mismas precauciones relativas al uso del producto.

En las redes sociales se dan instrucciones para fabricar estos geles de manera “casera”. Algo absolutamente desaconsejado, ya que se necesitan unas condiciones de asepsia que no se pueden garantizar en nuestro hogar. Por eso, se fabrican en laboratorios, donde disponen de material medida de precisión, así como, reactivos químicos como etanol, alcohol isopropílico, glicerol o peróxido de hidrógeno, entre otros. Por tanto, lo más probable es que la “mezcla casera” resulte ineficaz contra el coronavirus, pues las concentraciones a las que figuren los ingredientes y la homogeneidad del producto fabricado son fundamentales para garantizar su actividad.

También es importante tener en cuenta que manipular estas sustancias sin las medidas de protección adecuadas, ni los conocimientos científicos requeridos, es peligroso. Son sustancias que, mal manipuladas, pueden resultar irritantes o inflamables. Además, pueden aparecer reacciones adversas por el uso inadecuado, ya que los alcoholes son sustancias que deshidratan nuestra piel, por lo que su uso continuado en formulaciones,que carecen de emolientes o humectantes, acaba dañando la piel.

Para asegurar que las soluciones o geles hidroalcohólicos son eficaces se debe aplicar una pequeña cantidad sobre las manos y frotar hasta que se seque el producto completamente (entre 20 y 30 segundos).

Las soluciones y geles son de uso externo exclusivamente y se debe aplicar sobre piel sana, evitando zonas sensibles o dañadas de la piel o mucosas. El alcohol que contiene es altamente inflamable, por lo que debemos mantenerlos siempre alejados de focos de calor, tales como superficies calientes, llamas abiertas, chispas o cualquier fuente de ignición. Además hay que evitar la exposición solar directa, algo importante a tener en cuenta ahora que se acerca el verano.

También está desaconsejado fumar inmediatamente después de usar estos geles o soluciones o realizarlo en lugares donde estén almacenados. La llama azul y el humo de los fuegos de etanol no son visibles fácilmente, por eso nos podemos quemar sin darnos cuenta.

Los debemos almacenar en lugares bien ventilados y frescos, evitando espacios donde se produzcan importantes cambios de temperatura. También pueden provocar irritación ocular grave y son tóxicos en caso de ingestión. En caso de contacto con los ojos, aclarar con abundante agua durante varios minutos y si la irritación permanece, se aconseja consultar al médico. Y, por último, en caso de ingestión accidental llamar al Servicio de Información toxicológica.

Texto:
Inmaculada Castillo Lozano

Farmacéutica del Servicio de Información Técnica del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies