Archivos

Toda precaución es poca cuando se vive con niños y ancianos

¿Sabías que la mayoría de los accidentes caseros se pueden evitar? En España, los accidentes en la infancia son la tercera causa de mortalidad en menores de 15 años.

Es fundamental conocer los riesgos más comunes que rodean a los niños y ancianos para tomar las medidas de prevención adecuadas. ¡Toma nota de estos prácticos consejos!

1.Procure que los niños más pequeños no jueguen cerca de los enchufes y, si fuese posible, disponga protectores de enchufes, que evitan que los niños introduzcan los dedos u objetos dentro de los mismos.

2.-Cuando cocine, que los niños más pequeños estén en otra estancia de la casa para evitar quemaduras, salpicaduras de aceite, etc. Además, debe dejar los mangos de sartenes y cazos siempre hacia dentro de la encimera, evitando que el niño pueda acceder a ellos porque sobresalgan.

3.-Vigile el horno, si lo ha utilizado, para evitar que los niños se puedan quemar.

4.-Proteja a los niños de las estufas que puedan provocarles quemaduras.

5.-Los braseros son muy peligrosos. Pueden generar monóxido de carbono, un gas incoloro, inodoro, insípido, que si se acumula en la sangre, éste reemplaza al oxígeno en los glóbulos rojos generando graves daños en el organismo, llegando incluso a provocar la muerte.

6.-Las alfombras son un riesgo para las personas mayores porque pueden tropezarse con ellas y caerse. Si tiene personas mayores en el hogar, retírelas.

 

 

Es conveniente comentar todas estas precauciones con las personas que estén a cargo del niño o ancianos para evitar cualquier riesgo que comprometa su seguridad.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies