Archivos

Sordera: tipos y grados

 

La sordera o hipoacusia es el déficit funcional que ocurre cuando una persona pierde capacidad auditiva. Puede ser de menor o mayor grado, unilateral o bilateral. El oído percibe sonidos apenas audibles hasta sonidos fuertes y diferencia la distancia y dirección de la fuente sonora.

El oído consta de tres partes:

  • Oído externo, formado por el pabellón auditivo, conducto auditivo y membrana timpánica, también llamada tímpano.
  • Oído medio, el tímpano lo separa del oído externo. Lo componen una cadena de huesecillos llamados martillo, yunque y estribo, que forman un puente desde el tímpano hasta el oído interno. Cuando vibran, amplifica y conduce el sonido al oído interno.
  • Oído interno o cóclea, tiene forma de concha de caracol, que son tubos membranosos que conectan con el nervio auditivo.

Las ondas sonoras se convierten en señales eléctricas que el nervio auditivo envía del oído al cerebro.

 

Tipos de sordera

La sordera se clasifica en función del lugar de la lesión donde se produce el déficit, de la cantidad de pérdida auditiva y del momento en que aparece.

Según la localización de la lesión:

  • Sordera de conducción: el sistema tímpano-huesecillos se ha destruido o anquilosado por fibrosis o calcificación quedando afectada la transmisión del sonido desde el exterior hasta la cóclea.
  • Sordera nerviosa: cuando la cóclea o el nervio auditivo se han destruido. En este caso la persona se ha quedado sorda.

 

Según el grado de pérdida auditiva:

  • Pérdida leve: el umbral de audición está situado entre 20-40 dB
  • Pérdida moderada: la pérdida auditiva se encuentra entre 41-70 dB
  • Pérdida severa: la pérdida auditiva se sitúa entre los 71-90 dB
  • Pérdida profunda: la pérdida auditiva es entre 90-100 dB

 

Según el momento en que aparece:

  • Genéticas o hereditarias: por anomalías en un gen. Pueden desarrollarse desde el nacimiento o a lo largo de la vida del paciente.
  • Adquiridas: originada por la edad, causas externas como exposición prolongada a ruido, ciertos medicamentos o agentes patógenos, como virus y bacterias que pueden dañar el oído.
  • Prelocutiva: si ocurre antes del desarrollo del lenguaje.
  • Postlocutiva: cuando el lenguaje está bien desarrollado. La audición es la vía principal a través de la que se desarrolla el lenguaje y el habla.

 

Las personas con pérdida de audición entre leve y severa pueden utilizar audífonos o implantes cocleares para mejorar la audición.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies