Archivos

¿Tienes una úlcera?

Es una de las dolencias más comunes entre los españoles, ya que afecta a entre un 15 y un 25% de la población. Es la úlcera de estómago o gástrica que suelen padecer las personas mayores de 50 años.

¿Pero qué es una úlcera? Es una patología que se produce como consecuencia de un desequilibrio entre los factores agresivos y defensivos de la mucosa gastroduodenal.

Las úlceras que se producen en el estómago se conocen como “úlceras pépticas” o “úlceras gástricas”. Pueden ser causadas por factores relacionados con el estilo de vida, como la dieta y el estrés, o una cantidad en exceso de los ácidos del estómago. Sin embargo, la mayoría son causadas por una infección de la bacteria Helicobacter pylori. Los síntomas suelen ser leves, aunque en algunas personas pueden llegar a ser graves. A veces, incluso pueden ser asintomáticas, es decir, una persona que tiene una úlcera puede no percibir ningún síntoma en absoluto.

El primer síntoma y el más frecuente es un dolor localizado en la parte superior del abdomen que se presenta sobre todo por la noche.  La aparición de este dolor puede producirse entre los 30 y 60 minutos después de las comidas.

El dolor de estómago se calma al comer y vuelve a aparecer al cabo de dos o tres horas. Puede ir acompañado de náuseas y vómitos, una sensación de ardor ascendente, desde el esófago a los dientes (pirosis), pesadez de estómago (lentitud de digestión de los alimentos) y acidez estomacal.

Actualmente, hay tratamientos cortos con antibióticos que se suelen combinar con un fármaco que suprime la producción de ácido gástrico y que eliminan la bacteria. Para diagnosticar una úlcera de estómago se realiza una gastroscopia. Durante esta prueba diagnóstica, el facultativo suele tomar una muestra del tejido (biopsia) de la zona afectada. Si la úlcera de estómago está causada por una infección por Helicobacter pylori, el tratamiento persigue erradicar al agente patógeno.  En este caso, la tasa de erradicación es superior al 80%.

Si la úlcera de estómago está provocada por otras causas, el tratamiento se basa en un tratamiento con fármacos antiácidos que consiguen la cicatrización de la úlcera hasta en un 90-95% de los casos. Determinadas complicaciones de una úlcera de estómago, como hemorragias gástricas o una perforación de la úlcera a través de la pared estomacal, hacen necesaria una intervención vía endoscópica o quirúrgica.

Se recomienda combinar dos antibióticos para evitar la falla del tratamiento y la aparición de resistencia. También es importante no fumar y no beber alcohol. Siempre se ha pensado que tomar leche alivia el dolor de una úlcera, pero solo supone una mejoría inicial porque aumenta la producción de ácido gástrico y, por lo tanto, posteriormente empeora la molestia.

Para prevenir una infección por Helicobacter pylori es recomendable lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño y antes de comer o de cocinar, así como lavar bien los alimentos y cocinarlos adecuadamente.

Hay que evitar los antiinflamatorios no esteroideos (aspirina e ibuprofeno). Si esto no fuera posible, se recomienda tomarlos con las comidas, bajar la dosis y combinarlos con alguna medicación que proteja la mucosa gástrica.

En cuanto a la dieta, se sugiere consumir frutas y verduras, moderar la ingesta de leche y reemplazarla por el yogur, evitar los alimentos que contienen cafeína (café, té, chocolate), no tomar alcohol, prescindir de los picantes y las especias e ingerir preferentemente aceite de oliva, ya que ayuda a combatir la bacteria que causa la enfermedad.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies