Archivos

Consejos para prevenir intoxicaciones por setas venenosas

El otoño es la temporada por excelencia de las setas y la época en la que los amantes de este manjar se echan al campo en busca de las variedades más apetitosas. Pero no todo lo que reluce es comestible. Cada año mueren en España alrededor de 30 personas por comer setas venenosas y otras 300 sufren intoxicaciones. Saber diferenciar las comestibles de las que no lo son puede ser cuestión de vida o muerte.

Lo cierto es que existe una amplia variedad de setas venenosas, por ello, ante cualquier duda por desconocimiento sobre un tipo concreto, es preferible no consumirla. Es importante saber identificarlas para evitar riesgos para la salud. De esta forma, evitaremos casos de intoxicación e incluso de muerte. Las más comunes son Amanita phalloides, Amanita muscaria, Boletus satanas, Lactarius torminosus o Russula emetica.

La Comunidad de Madrid ha publicado una guía de actuación ante sospecha de intoxicación por setas. Aunque esta guía está dirigida a los profesionales de los servicios de urgencia, recordando que la clave para el diagnóstico está en la realización de una historia clínica, no viene mal conocer qué hacer ante un posible caso.

Dependiendo del tipo de seta que se haya ingerido, los síntomas pueden ser: vómitos, dolores de estómago, sudor frío, vértigo, delirios, etc. Si sospechamos de una intoxicación, debemos coger los restos de las setas que se hayan consumido y llevarlas al centro sanitario. De esta forma es más fácil identificarlas y aplicar el mejor tratamiento. Además, debemos contactar con los familiares o amigos que también la hayan comido para advertirles de los riesgos y actuar con precaución.

Los síntomas suelen aparecer entre 7 y 48 horas después de la ingestión. Esta reacción mejora de forma gradual, pero a las 48-72 horas pueden aparecer signos graves de insuficiencia del hígado por una muerte masiva de sus células, acompañada de insuficiencia aguda de los riñones que puede ocasionar la muerte en muchos casos.

Ante una sospecha de intoxicación por el consumo de setas hay que acudir de inmediato a urgencias o llamar al número de emergencias 112, y los profesionales sanitarios, si lo consideran oportuno según el estado en que se encuentre el paciente, realizarán una serie de acciones como un lavado de estómago, hidratación por vía intravenosa, prescribir dieta absoluta e incluso pueden suministrar medicamentos para controlar los síntomas.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies