Archivos

¿Se puede eliminar un tatuaje?

La moda de los tatuajes ha vuelto con fuerza, aunque utilizar la propia piel como si se tratara de un lienzo no es cosa de hoy en día. Es algo tan antiguo como la Humanidad. De hecho, investigadores han comprobado que grabar símbolos e imágenes en la piel ya se veían en sociedades primitivas hace varios miles de años y se ha llegado a encontrar una momia neolítica con 61 tatuajes en un glaciar de los Alpes de Ötztal, en la frontera entre Austria e Italia. Muchas tribus que aún hoy pueblan el planeta son una muestra fidedigna de que tatuarse no es precisamente una idea original de comienzos del siglo XXI.

Pero sí que es cierto que en los últimos años se ha extendido el deseo entre jóvenes y adultos de inmortalizar en su piel símbolos, fechas, nombres o cualquier imagen por razones personales. Estudios recientes calculan que 1 de cada 4 jóvenes españoles tiene algún tipo de tatuaje.

Sin embargo, también es creciente el número de personas que se arrepiente de algunos de sus diseños y quiere borrarlo por completo de su piel. Los principales motivos por los que se cambian de idea es, en primer lugar, por exigencias laborales y, en segundo lugar, producto del desamor.

El perfil de los que buscan a un profesional para que les elimine un tatuaje suelen ser jóvenes de unos treinta años de edad. Probablemente, porque responde al retrato mayoritario de los jóvenes que buscan trabajo con más dedicación. En cuanto al género, actualmente son mayoría los hombres, debido a que han sido los que más han recurrido a los tatuajes. Aunque no se descarta que con el tiempo pueda cambiar el perfil.

Pero, ¿se pueden eliminar los tatuajes? Gracias a los avances de la tecnología láser la respuesta es sí. Se puede hacer desaparecer cualquier tipo de tatuaje, incluso los realizados con tinta de color, sin dejar cicatrices, aunque lo cierto es que se eliminan con mayor facilidad los elaborados con colores oscuros o en negro, puesto que requieren menos sesiones de trabajo para su total limpieza.

Una vez que se realiza la primera sesión de limpieza se recomienda esperar entre 20 y 30 días para que la piel se regenere y se pueda volver aplicar otra. Dependiendo de las dimensiones y el color, este proceso de eliminación puede llevar entre 6 meses y un año. Esta técnica, además de ser más efectiva, es menos dolorosa que otros procedimientos y no deja ninguna cicatriz.

España es uno de los países de Europa que tiene más detalladas las tintas legalmente utilizables para realizar tatuajes, aunque los procesos para eliminarlos están regulados por las comunidades autónomas. No existe una normativa nacional sobre el uso de las herramientas ni las condiciones que se deben cumplir para eliminarlos. Sin embargo, los dermatólogos recomiendan que la eliminación de tatuajes sea siempre bajo supervisión médica y siempre en centros homologados para garantizar la seguridad y aconsejan desconfiar de establecimientos con precios muy económicos o de tratamientos de limpieza exprés.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies