Archivos

Salud y dinero ¿quién lo pone más fácil?

“Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor”, canción que debemos al compositor argentino Rodolfo Sciemmrella, que desde su estreno en 1941 ha tenido miles de versiones, entre ellas algunas de más éxito que la original como las de Palito Ortega, los Tres Sudamericanos o los Stop. Dejando el amor al ámbito personal y recogiendo el consejo de la canción de que “hay que cuidarlo”, para disfrutar de la salud y el dinero son indispensables algunos agentes que nos faciliten el acceso.

Viene todo esto a cuenta de la situación a la que tienen que enfrentarse, también en la Comunidad de Madrid, aquellos conciudadanos que viven en zonas rurales despobladas o barrios muy alejados de los llamados centros. Para ellos, el acceso al cuidado de la salud a través de la farmacia comunitaria es más sencillo, por estar más próximo que el acceso a una oficina bancaria y reconozcamos, como en la canción, que ambos son necesarios.

Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, ha constatado que entre 2008 y 2015, en España la red de oficinas de depósito ha caído un 32 %. Entre las provincias que han perdido más sucursales bancarias se encuentran Barcelona, Tarragona y Madrid. En nuestra Comunidad, siguiendo con datos de este profesor, del total de 179 municipios, en 61 de ellos no hay servicio bancario, lo que afecta a 41.123 ciudadanos.

Con datos demográficos del Gobierno regional y con los procedentes de las “Estadísticas del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos 2017”, podemos aproximarnos a una radiografía del acceso a los servicios farmacéuticos en la Comunidad de Madrid. De los 179 municipios, únicamente hay 16 municipios sin farmacia (11 de ellos tienen menos de 200 habitantes y 5 menos de 100), en total 1.843 vecinos. Es decir, en la Comunidad de Madrid por cada ciudadano que no tiene farmacia en su término municipal hay 22 que no tiene oficina bancaria. En ambos casos es, afortunadamente, poco significativo, si los comparamos con situaciones mucho más extremas de desatención de ambos servicios en Castilla y León, Castilla-La Mancha y parte de Galicia. Eso sí, aun en situaciones más extremas la correlación se mantiene y hay muchos más pueblos sin sucursal bancaria que sin farmacia.

Esa es la situación actual, pero importa, asimismo, saber cuál es la tendencia. En el caso de los bancos, según el Profesor Maudos, seguirá decreciendo el número de sucursales. Las farmacias, por el contrario aumentan cada año y, especialmente, fuera de las capitales de provincia. En la Comunidad de Madrid había en la ciudad de Madrid 1.814 farmacias en 2016 y en el 2017 se contabilizó una más. En el resto de términos municipales eran 1.038 farmacias en 2016 y 1.046 farmacias en 2017. Además, se encuentran en estos momentos en fase de resolución de expediente la apertura de 42 nuevas oficinas de farmacia, todas ellas en zonas farmacéuticas fuera de la capital.

Pues eso ¿quién lo pone más fácil?

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies