Archivos

El ruido perjudica seriamente la salud

El Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido se celebra anualmente el último miércoles de abril. Se trata de una campaña global de sensibilización, que pretende alertar a la población sobre los efectos que el ruido y la contaminación acústica pueden tener para las personas.

El término “ruido” se refiere a cualquier sonido no deseado y afecta a más de 12 millones de españoles. Según estos datos, uno de cada cuatro ciudadanos estamos expuestos a niveles superiores a los umbrales recomendados por la Agencia Europea del Medio Ambiente, institución que eleva a 103,5 millones los europeos afectados por niveles nocivos de ruido procedentes del tráfico rodado, la mayor fuente de contaminación acústica en las ciudades contemporáneas.

La contaminación acústica es un fenómeno que va en aumento y es un problema importante, sobre todo en las ciudades con alto nivel de industrialización o densamente pobladas. Este es el caso de la Unión Europea, donde aproximadamente el 75 por ciento de su población vive en un entorno urbano y sufre las consecuencias de la concentración del tráfico, tanto ferroviario como rodado o aéreo, y las actividades industriales y recreativas.

Habitualmente, los ciudadanos estamos sometidos a un nivel de ruido que puede ir de relativamente alto a desagradablemente fuerte. Es decir, sufrimos los niveles desagradables de las sirenas de las ambulancias puntualmente y también generamos nuestros propios ruidos cotidianos cuando utilizamos equipos electrodomésticos como aspiradoras, procesadores de alimentos o secadores de cabello. Aunque el ruido es igualmente perjudicial, parece que el ruido ajeno resulta más problemático porque tiene un mayor impacto negativo sin nuestro consentimiento.

El problema con el ruido no es únicamente que sea no deseado, sino también que afecta negativamente a la salud y el bienestar humanos. Algunos de los inconvenientes producidos por el ruido son la pérdida auditiva, el estrés, la alta presión sanguínea, la pérdida de sueño y la consiguiente pérdida de productividad. Con una exposición a largo plazo al ruido, las diferentes reacciones del cuerpo humano podrían conducir a alteraciones crónicas. Esto explicaría, por ejemplo, la asociación entre la exposición a largo plazo al ruido del tráfico y las enfermedades cardiovasculares o los hallazgos recientes que lo asocian también con la diabetes y la obesidad.

El Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido se celebró por primera vez el 24 de abril de 1996, como parte de una conferencia local organizada por la “Liga de personas con problemas auditivos” de la ciudad de Nueva York. Actualmente son muchos los países que se han sumado a esta iniciativa para informar y sensibilizar a la población mundial sobre los efectos nocivos del ruido sobre la salud y la calidad de vida.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies