Archivos

Los riesgos de ser un ‘smombie’

El uso excesivo del teléfono móvil tiene sus riesgos, incluido los físicos, en especial el denominado ‘síndrome del cuello roto’, en referencia al dolor cervical generado por una posición prolongada de la cabeza mirando hacia abajo.

Lo cierto es que se ha vuelto tan compulsiva la utilización de los móviles, incluso mientras se camina por la calle, que en Alemania han creado una palabra para definir a estas personas. Se les llama ya los ‘smombies’. Un término compuesto por las palabras ‘smartphone’ y ‘zombie’ con el que se alude a los peatones que deambulan (como zombis) por la calle abstraídos de lo que sucede en su entorno y totalmente concentrados en las pantallas de sus ‘smartphones’.

Se trata de un hábito que no solo supone una sobrecarga para las cervicales, sino que también pone en riesgo su vida y las de los demás. No es la primera vez, ni será la última, que hayamos visto a un ‘smombie’ tropezar con una farola o con otra persona, incluso ver algún que otro atropello o accidentes de tráfico en cadena por este motivo.

Cada vez son más las ciudades como Augsburgo (Alemania), Bodegraven (Holanda) y Murcia (España) que crean señales de tráfico para advertir a los peatones del riesgo de consultar compulsivamente el móvil. En el caso de España, el Ayuntamiento de Murcia ha instalado 200 señales de tráfico para advertir del riesgo que supone cruzar por las calles haciendo uso del teléfono móvil.

Hay que recordar que el ‘síndrome del cuello roto’ provoca dolor cervical generado por una mala postura al inclinar la cabeza hacia abajo cuando se utiliza el móvil o la tableta. Esto hace que el músculo posterior del cuello trabaje mucho al tener que soportar más peso, al someterse a una presión, lo que puede acabar en serios problemas de salud.

Este problema, según la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF), se origina cuando se flexiona la cabeza unos 45 grados durante un tiempo prolongado. Esto hace que la musculatura cervical tenga que soportar aproximadamente el equivalente a 25 kilogramos.

Por ello, se aconseja que a la hora de utilizar la pantalla se haga a la altura de los ojos para impedir inclinar la cabeza hacia abajo. De esta manera, se evitaría problemas físicos en el futuro. Una mala posición del cuello no solo acarrea dolores en esa zona, cefaleas y mareos, sino que también pueden llegar a extenderse a los hombros y la cabeza.

Las últimas estadísticas del informe ‘Mobile en España’ indican que nuestro país lidera el ranking mundial de móviles inteligentes o ‘smartphones’, con un 88 por ciento de penetración frente a la media mundial del 66 por ciento. El uso medio diario por persona se sitúa en 2 horas y 34 minutos, en línea con el consumo mundial.

Ante el uso excesivo de estos dispositivos, los expertos recomiendan a los usuarios mantener una distancia de entre 25 y 30 centímetros entre la pantalla y los ojos. La espalda debe estar recta y, si es necesario, se debe levantar el dispositivo a la altura que permita tener la cabeza recta o ligeramente inclinada hacia abajo.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies