Archivos

Las resistencias antimicrobianas, una amenaza global que preocupa a la ONU

En lo que se califica como hecho sin precedentes, los líderes mundiales reunidos en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) han centrado su atención en cómo detener la propagación de las infecciones resistentes a los medicamentos antimicrobianos.

Por vez primera, los Jefes de Estado se han comprometido a adoptar una estrategia de amplio alcance y coordinada para abordar las causas fundamentales de la AMR (resistencia a los antimicrobianos) en múltiples sectores, en especial en la salud humana, la salud animal y la agricultura, que provoca anualmente 25.000 muertes en Europa y ocasiona un gasto de 1.500 millones de euros a los sistemas de salud.

El aumento del consumo -y abuso- de medicamentos antimicrobianos para el cuidado de la salud humana y animal ha contribuido a un incremento del número de microorganismos que provocan enfermedades resistentes a los medicamentos que tradicionalmente se utilizan para combatirlas, como los antibióticos.

Según la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la utilización de estos medicamentos en animales destinados a producción de alimentos, como es el ganado bovino y ovino, pollos y peces, es esencial para la seguridad alimentaria, aunque señala que el mal uso de estos fármacos asociados a la propagación de microorganismos resistentes supone una grave amenaza para todos.

Además, los antibióticos con los que se trata a los animales pertenecen a los mismos grupos químicos que los empleados en los seres humanos: macrólidos, tetraciclinas, quinolonas, betalactámicos y aminoglucósidos. Por tanto, los animales pueden contraer infecciones por bacterias que son resistentes a los antibióticos usados también para combatir las infecciones humanas, agravando el riesgo que representa para la población.

Especialmente preocupante es el aumento de las resistencias de las bacterias más frecuentes en alimentos, como la Salmonella, el Campylobacter o la E. coli. Así se desprende del último informe sobre resistencias de bacterias zoonóticas en Europa elaborado por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés)

En consecuencia, la Asamblea Mundial de la Salud, ha manifestado su preocupación porque “debido a la resistencia a los antimicrobianos, muchos logros del siglo XX corren grave peligro, en particular: la reducción de la enfermedad y las muertes por enfermedades infecciosas lograda gracias al desarrollo social y económico”. Y reconoce que el principio general para hacer frente a la resistencia a los antimicrobianos es la promoción y la protección de la salud humana en el marco del enfoque “Una salud”, exigiendo para ello medidas multisectoriales coherentes, integradas y de amplio alcance, dados los vínculos entre la salud humana, animal y ambiental.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies