Archivos

¿Qué son las verrugas?

La verruga típica es un crecimiento redondo u oval con una superficie áspera que se levanta sobre la piel. El punto donde la verruga está, puede ser de color más claro o más oscuro que el resto de la piel, en raras ocasiones las verrugas son negras.

 

Causas

 

Son causadas por un virus llamado virus del papiloma humano (VPH). Este virus hace que las células de la piel se multipliquen rápidamente, causando crecimientos benignos e indoloros, en la mayoría de los casos.

Después del contacto inicial, el virus puede permanecer inactivo o latente en la piel, y puede que no haya ningún síntoma inmediatamente visible. Esto significa que muchas personas pueden tener el virus sin saberlo. Las verrugas por lo general se producen cuando hay una abertura en la piel (cortes, rasguños, uñas mordidas y cutículas), piel seca y eczema, que coincide con el contagio del virus, o en la piel expuesta a la humedad excesiva como, por ejemplo, los pies sudorosos.

Son contagiosas, pero se necesita tener una predisposición para infectarse, algunas personas parecen ser más susceptibles y otras más resistentes. La manera de contagiarse es por contacto directo (tocando directamente las lesiones) o indirecta (desde el suelo o en vestuarios por donde se camina descalzo). La mayoría de las verrugas se producen durante el verano, debido a que las actividades como la natación y los campamentos de verano hacen posible un mayor contacto con otras personas y contagio del virus.

 

Tipos de verrugas

 

Se clasifican en diferentes tipos en función de su aspecto:

  • Verruga común o vulgar: Se presentan como lesiones sobreelevadas, del mismo color de la piel, con superficie endurecida y rasposa al tacto. Pueden aparecer en cualquier superficie cutánea y se localizan preferentemente en el dorso de las manos y de los dedos; también pueden aparecer en la cara y cuello, en estas últimas localizaciones pueden presentarse como lesiones más pequeñas, blandas y largas (verrugas filiformes).
  • Verruga plantar: Son lesiones dolorosas que aparecen en número variable en las plantas de los pies, con aspecto similar a las callosidades. Es común la presencia de múltiples puntos negros en su superficie.
  • Verrugas planas: Se presentan como lesiones ligeramente elevadas, coloración amarillenta y difícilmente distinguibles de la piel normal. Su consistencia es blanda y la superficie suave al tacto. Suelen aparecer en cara y dorso de las manos. Con frecuencia se observan en niños, menos en adolescentes y rara vez en los adultos.
  • Verrugas anogenitales, condiloma acuminado o verruga venérea: Usualmente se encuentran en los órganos genitales, en el área púbica y en el área entre los muslos, pero pueden aparecer también dentro de la vagina y el canal anal. Se da en ambos sexos por igual y provocan prurito, irritación, leucorrea (exudado blanquecino por vagina en la mujer) y a veces sangrado.
  • Verrugas subungueales y periungueales: Aparecen por debajo o alrededor de las uñas de las manos o los pies.

 

Prevención

 

  • No pinchar ni toquetear las verrugas, para no diseminar el virus. Pueden cubrirse las verrugas con “tiritas” adhesivas o esparadrapo en los niños, para no dejar que se manipulen las verrugas.
  • Evitar el contacto directo con una verruga de la piel de otra persona. Lavar las manos cuidadosamente después de tocar la verruga.
  • Evitar el empleo del mismo cortaúñas o lima sobre las verrugas y sobre las uñas sanas. Lavar la lima que se utiliza para limar la verruga con el fin de que no se propague el virus a otras partes del cuerpo.
  • Para las verrugas plantares es necesario aconsejar no ducharse descalzo o protegerse la planta de los pies, y no compartir utensilios de higiene personal (toallas, etc.) en instalaciones públicas.
  • Están comercializadas algunas vacunas utilizadas para prevenir algunas cepas del virus que causan verrugas genitales (Cervarix®, Gardasil®, Gardasil 9®).

 

Tratamiento

Las verrugas no necesariamente requieren tratamiento médico. La mayoría de ellas pueden desaparecer por sí mismas o tras el tratamiento con productos de venta en farmacia, sin receta médica (no se deben usar en la cara ni en los genitales). Si a pesar de estos tratamientos, las verrugas persisten o se diseminan, sería necesario consultar con el dermatólogo y que emplee otro tipo de procedimiento para eliminar la verruga: crioterapia (tratamiento con frío), inmunoterapia, cirugía menor o cirugía láser.

No se debe intentar extirpar la verruga uno mismo cortándola, quemándola, rompiéndola, arrancándola ni con ningún otro método.

También se aconseja consultar con el dermatólogo en los siguientes casos:

  • Signos de infección (líneas rojas, pus, secreción o fiebre) o sangrado. Las verrugas pueden sangrar un poco, pero si el sangrado es significativo o es difícil de detener con presión ligera, se debe acudir al médico.
  • Cambio en el color o en la apariencia de la verruga.
  • Dolor asociado con la verruga.
  • Verrugas genitales o anales.
  • Persona diabética o con el sistema inmunitario debilitado.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies