Archivos

¿Qué son las estrías? ¿Cómo las podemos prevenir?

La piel es muy elástica y puede soportar grandes estiramientos, pero llega un momento en que, si el estiramiento es excesivo, las capas profundas de la piel se rompen y se forman las estrías. Aparecen en forma de líneas paralelas de piel rojiza, brillante y delgada que con el tiempo se vuelven blancuzcas y con apariencia de cicatriz o rasguño. Pueden estar ligeramente hundidas y presentar una textura diferente de la piel normal. La piel al estirarse no duele, solamente puede aparecer picor y sensación de ardor en el momento en que se forman. Suelen aparecer en el pecho, vientre, muslos y glúteos.
Las causas que las provocan son variadas:

–          Cambios bruscos de peso. Por esta razón son muy comunes durante el embarazo.

–          Cambios hormonales, especialmente durante la adolescencia, embarazo y menopausia.

–          Herencia. Para que se desarrollen las estrías se necesitaría combinar esta predisposición genética con alguna de las otras causas.

–          Salud general de la piel. Una piel seca, combinada con una alimentación pobre que no proporciona todos los nutrientes a la piel, hace que ésta sea más propensa a desarrollar estrías.

–          Grupo étnico. Las personas de ascendencia africana tienden a tener menos estrías

–          Desarrollo rápido de músculos tras someterse a un programa agresivo de preparación física. Este es el caso de los culturistas.

–          Utilización de cremas con corticoides.

–          Enfermedad de Addison.

 

¿Cómo podemos prevenirlas?

–   En caso de que decidamos bajar de peso se aconseja acudir al endocrino o nutricionista para establecer el régimen alimenticio más adecuado y no perder peso demasiado rápidamente.

–   Hidratar bien la piel con cremas hidratantes para evitar la sequedad. En caso de embarazo, aplicar a partir del segundo o tercer mes una crema hidratante en los muslos, caderas, senos, vientre y pecho.

–   Hacer ejercicio constante y moderado.

–   La alimentación es muy importante, no deben faltar las proteínas (carne, pescado, huevos y lácteos), las vitaminas A, C y E, las frutas y verduras. Beber abundante agua cada día.

–  Los masajes ayudan a aumentar el flujo sanguíneo y, por lo tanto, son de gran ayuda. Además, son recomendables las duchas en las que se disminuya gradualmente la temperatura del agua, pasando de caliente a fría, ya que contribuyen a mantener la piel firme y a activar la circulación.

–  Si las estrías ya han hecho acto de presencia, se pueden disimular utilizando un maquillaje corporal que sea del mismo tono de la piel. Se debe evitar broncear la piel porque las estrías no se pigmentan y se notan aún más.

Las posibilidades de que desaparezcan las estrías dependerán de sus dimensiones y características. Cuando son rojizas se trata de lesiones recientes fáciles de tratar, pero en caso de que su coloración sea blanca significa que se produjeron hace tiempo y, por tanto, es más difícil atenuarlas. Por lo general, es un problema sólo estético que no tiene consecuencias en la salud.

Respecto a los tratamientos disponibles, se puede hacer uso desde la cirugía propiamente dicha hasta técnicas como la microdermabrasión y el láser, que reducen la visibilidad de las estrías.

Un comentario

8 Diciembre, 2016 a las 5:49 pm

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies