Archivos

¿Qué es un orzuelo?

Definición

Un orzuelo es un pequeño bulto rojo, con apariencia de un grano, que suele contener pus y normalmente se forma en la parte externa del párpado (orzuelo externo), aunque también existen de manera interna (orzuelo interno).

Es una infección relativamente común y la mayor parte de ellos son inofensivos para el ojo y no afectan la capacidad de ver con claridad. No es una enfermedad grave, pero suelen ser bastante molestos y dolorosos.

Causas

La causa más común de aparición de orzuelos suele ser la infección por bacterias (estafilococos, que tenemos en la piel y en la nariz, y que son inofensivas de manera normal, aunque son motivo de infecciones en muchas heridas. El problema sucede cuando se produce un contacto directo con el borde del párpado. La falta de higiene aumenta el riesgo de exponer a los párpados a la infección: tocarse los ojos con las manos sucias, no desinfectar las lentillas antes de ponérselas, no retirar el maquillaje de ojos antes de acostarse, etc. Por otra parte, el uso de productos cosméticos viejos o caducados también pueden favorecer la aparición del orzuelo.

Síntomas

El síntoma más característico es una pequeña mancha amarillenta en el centro del “grano” situado en el párpado y suele ir acompañado de dolor, hinchazón, picor y legañas alrededor de los párpados, lagrimeo de los ojos, sensibilidad a la luz, ojos rojos y molestias al parpadear.

En el caso del orzuelo externo, en el lugar de la lesión se palpa un nódulo duro y muy doloroso. Cuando se toca, se puede sentir caliente.

Los orzuelos internos suelen localizarse más lejos del borde del párpado. Es posible ver un área de color rojo con una mácula amarilla sobre ella, en el interior del párpado. Suelen desarrollarse más lentamente, son más dolorosos y tardan más tiempo en sanar en comparación con los orzuelos externos. El dolor, enrojecimiento e hinchazón tienden a ocurrir debajo del párpado. En algunas ocasiones, la inflamación puede ser severa y puede ir acompañado de fiebre o escalofríos.

 Prevención

– Lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse los ojos.

– Revisar el maquillaje o los cosméticos que se apliquen en esa zona. Pueden estar caducados o haber sido usados por otras personas.

– Mantener las gafas y lentillas limpias.

– Evitar poner en los ojos objetos que hayan usado previamente otras personas y que no se hayan lavado previamente: gafas del cine o los antifaces para dormir.

 Recomendaciones si tenemos un orzuelo

– Limpiar bien la zona que rodea el ojo afectado.

– Aplicar compresas de agua tibia sobre el ojo, puede aliviar los síntomas: humedecer un paño limpio con agua caliente y colocarlo sobre el párpado durante 10–15 minutos cada vez, 3–5 veces al día. Mantener el paño tibio mojándolo en agua caliente frecuentemente.

– No se debe apretar ni reventar el orzuelo, esto puede esparcir la infección dentro del párpado.

– No usar maquillaje ni lentes de contacto mientras persista la infección.

Lo más habitual es que el orzuelo desaparezca en unos cuatro días, si el orzuelo no empieza a mejorar tras 48 horas, el enrojecimiento e hinchazón del párpado se extiende a la mejilla o se presentan problemas con la visión, se debe acudir al oftalmólogo. Él deberá valorar la necesidad de emplear un tratamiento antibiótico, aplicar inyecciones de esteroides para disminuir la hinchazón o hacer uso de la cirugía para drenar el orzuelo.

Si el orzuelo sigue reapareciendo una y otra vez, el oftalmólogo puede considerar necesario una biopsia para verificar que no se tiene un problema ocular más grave.

 

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies