Hipertensión

¿Qué es la hipertensión arterial?

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre dentro de nuestras arterias, que son los vasos sanguíneos que llevan la sangre oxigenada y los nutrientes a todos los órganos de nuestro cuerpo. Varía acorde con el ciclo cardíaco:

  • Presión arterial sistólica o máxima, coincide con la contracción del ventrículo.
  • Presión arterial diastólica o mínima, coincide con la diástole o relajación del ventrículo.

 

Síntomas de la hipertensión

Se considera que un paciente tiene hipertensión arterial cuando los valores de presión arterial se encuentran por encima de los 140 mm Hg de presión arterial sistólica y 90 mm Hg de presión arterial diastólica.

Se pueden notar dolor de cabeza, mareos, vértigo, inestabilidad, falta de concentración, cambios del carácter, palpitación, sudoración, etc.

 

Causas

En el 90% de los casos no se consigue identi­ficar la causa de la enfermedad (hipertensión primaria o esencial). La hipertensión esencial tiene una fuerte base hereditaria, es decir que hay casi siempre familiares hipertensos. Al ser de base hereditaria y no conocerse la causa que la provoca, por lo general debe tratarse toda la vida. El 10% restante corresponde a hipertensión secundaria o de causa conocida.

Las causas probables pueden ser muy diversas:

  • Embarazo
  • Enfermedades cardiovasculares, renales, tumorales, endocrinas
  • Fármacos
  • Síndrome de apnea crónica del sueño

 

Hábitos saludables

El paciente con factores de riesgo deberá modi­ficar su estilo de vida en varios aspectos:

  • Realizar actividad física moderada: caminar, nadar o montar en bicicleta
  • Evitar el sedentarismo y el estrés
  • Controlar el peso corporal
  • Restringir la ingesta de sodio: limitar la sal o emplear sustitutos bajos en sodio
  • Reducir el consumo de alimentos grasos e incrementar la ingesta de frutas y verduras
  • No fumar
  • Limitar el consumo de alcohol

 

Cómo tomar la presión arterial

  • Descansar un mínimo de 5 minutos antes de realizar la medición
  • Posición sentada, con la espalda apoyada en el respaldo de una silla, sin cruzar las piernas y con ambos pies apoyados en el suelo
  • Brazo descubierto y apoyado a nivel del corazón antes de colocar el brazalete
  • No hablar durante la medición
  • Evitar el consumo de tabaco, infusiones y ejercicio físico 30 minutos antes de la medición y la distensión de la vejiga.
  • Las mediciones deben realizarse por lo menos dos veces con intervalos no menores a un minuto. Inicialmente debe tomarse la presión en los dos brazos para registrar siempre la de mayor valor

 

Tratamiento

Los cambios en el estilo de vida y la alimentación muchas veces no son sufi­cientes y debe recurrirse al tratamiento farmacológico.

El tratamiento de la hipertensión arterial debe ser personalizado y no intercambiable de un paciente a otro.

Existen numerosos medicamentos disponibles y será el médico quien seleccionará el más adecuado para cada paciente. A veces es necesario tomar dos o más medicamentos (antihipertensivo + diurético, por ejemplo), porque es mayor la efi­cacia de las combinaciones que las dosis elevadas de uno de ellos individualmente.

La clave en el manejo de la hipertensión es prevenir sus consecuencias negativas sobre el corazón, el cerebro, el riñón y las arterias periféricas.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Bienvenidos al blog del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, un punto de encuentro con información ágil y actual, con opiniones de nuestros profesionales y con un espacio muy destacado para tu participación.

Síguenos en twitter

COFM blog
COFM - Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid

© Copyright 2013

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid

C/ Santa Engracia, 31
28010 Madrid