Archivos

¿Qué es la gota?

 

La gota es un tipo de artritis (inflamación de las articulaciones), que ocurre cuando el ácido úrico se acumula en la sangre y causa inflamación en las articulaciones.

 

Causas

La gota puede aparecer por tener un nivel de ácido úrico en sangre superior a lo normal, esto puede ocurrir si el organismo produce demasiado ácido úrico o tiene dificultad para deshacerse de él.

 

Síntomas de la gota

Cuando se acumula demasiado ácido úrico en el líquido alrededor de las articulaciones (líquido sinovial), se forman cristales de ácido úrico. Estos cristales hacen que la articulación se inflame, causando dolor, hinchazón y elevación de la temperatura en el área. El primer ataque de gota suele ocurrir en el dedo gordo del pie, aunque también puede afectar los tobillos, talones, rodillas, muñecas, dedos y codos. Al principio, los ataques de gota mejoran en unos días, pero los ataques posteriores duran más tiempo y suceden más frecuentemente. A medida que la gota avanza, es posible que no se puedan mover las articulaciones con normalidad.

 

Factores de riesgo

El sexo masculino, tener antecedentes familiares de gota, sufrir exceso de peso, el consumo de alcohol y bebidas edulcoradas, las dietas con elevado contenido en fructosa, y tomar  muchos alimentos ricos en purinas son factores de riesgo importantes. La enfermedad de la gota también se puede presentar en personas con diabetes, enfermedad renal, anemia, leucemia, etc.

 

Tratamiento de la gota

Para tratar los ataques de gota existen medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), colchicina, corticosteroides. Para evitar las complicaciones de la gota contamos con medicamentos que bloquean la producción de ácido úrico (ej.: alopurinol) y medicamentos que facilitan la eliminación de ácido úrico o uricosúricos (por ejemplo, probenecid).

 

Cómo prevenir la gota

Limitar las bebidas alcohólicas (sobre todo la cerveza) y las bebidas edulcoradas, beber mucha cantidad de agua son algunas de las medidas de prevención a tener en cuenta.

A ellas se suma limitar la ingesta de alimentos ricos en purinas, como la carne roja, vísceras y los mariscos. Sin embargo, puede ser beneficioso tomar lácteos, en especial los desnatados, así como verduras y alimentos ricos en fibra, vitamina C, café y cerezas.

Por último, aunque no menos importante, hacer ejercicio de forma regular y mantener el cuerpo en un peso saludable también reduce el riesgo de padecer gota.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies