Archivos

¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?

En las últimas semanas hemos oído hablar en diferentes medios del síndrome de Guillain-Barré (SGB), debido a la posibilidad de aparición tras la administración de una vacuna frente a la COVID-19, como reacción adversa rara. Dado que la frecuencia de aparición de estos cuadros es muy baja, el balance beneficio-riesgo de la vacuna sigue siendo favorable.

El síndrome de Guillain-Barré, también conocido con el nombre de su forma más frecuente, polineuropatía desmielinizante inflamatoria aguda (PDIA), es un trastorno poco frecuente y una causa común de parálisis flácida aguda, que puede afectar a individuos de todas las edades. Ocurre cuando nuestro propio sistema inmunitario daña los nervios del sistema nervioso periférico, provocando que las señales no se transmitan de forma eficaz. Principalmente afecta a los nervios motores, pero también puede afectar a los sensitivos y autónomos.

Se desconoce la causa exacta por la cual el organismo se ataca a sí mismo, pero se cree que es una reacción autoinmune que, en la mayoría de los casos, se desencadena después de infecciones víricas (causadas por Citomegalovirus) o bacterianas (causadas por Campylobacter jejuni, Haemophilus influenzae, Mycoplasma pneumoniae, etc.). También se ha presentado después de intervenciones quirúrgicas o administración de vacunas.

Los síntomas que pueden sugerir en este síndrome incluyen: visión doble o dificultad para mover los ojos; dificultad para hablar, masticar o tragar; dificultades de coordinación en el movimiento (para caminar o mantenerse en pie); debilidad en las extremidades o en la cara; dolor y hormigueo en extremidades, y dificultades para el control intestinal o de la vejiga.

Inicialmente, los síntomas suelen comenzar en las extremidades (principalmente en las inferiores) y van ascendiendo por el resto del cuerpo. Estos síntomas pueden empeorar rápidamente y, en los casos más graves, verse afectados los músculos faciales y de la deglución, los músculos respiratorios y del diafragma, pudiendo llegar a necesitar respiración asistida. Por eso, es muy importante el diagnóstico y tratamiento precoz.

No existe un tratamiento específico que cure la enfermedad, pero existen tratamientos que ayudan a acelerar la recuperación (entre otros, la administración de inmunoglobulinas intravenosas o la realización de plasmaféresis) y tratamientos para reducir los síntomas y complicaciones.

El pronóstico del síndrome de Guillain-Barré es muy variable.  La mayoría de los pacientes se recuperan completamente, pero algunos pueden quedar con pequeñas secuelas o con problemas físicos más importantes, por eso es muy importante la fisioterapia y la rehabilitación.

Este riesgo no se ha identificado para las vacunas de ARNm, Comirnaty (BioNTech/Pfizer) y Spikevax (Moderna) y se encuentra actualmente en evaluación para la vacuna Vaxzevria (AstraZeneca). La frecuencia de los casos notificados después de la administración de la vacuna frente a la COVID-19 de Janssen es muy baja, por lo que no hay que dejar de vacunarse, solamente identificar estos síntomas para, en caso de aparecer, poder solicitar atención médica inmediata para una valoración médica detallada.

 

Texto: Elisa Carabaño Manzano

Farmacéutica del Servicio de Información Técnica del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies