Archivos

Prevenir y tratar las manchas solares

En verano son muchas las personas a las que les gusta broncearse, pero si toma­mos el sol de forma irresponsable y no somos precavidos, el moreno puede pasarnos factura en forma de quema­duras, manchas o algo aún más grave, el melanoma.

El ABCDE de los lunares

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de piel se ha conver­tido en el más frecuente del mundo. Los nuevos casos de melanoma se in­crementan a un ritmo mayor que cual­quier otro cáncer. Por eso, en el caso de los lunares, debemos tener en cuenta la regla ABCDE para revisarlos. Esta regla consiste en detectar ciertas características en los lunares que pue­den indicar algo negativo:

  • null

    Una forma asimétrica

  • null

    Un borde irregular, mal definido u ondulado

  • null

    Un color irregular, no homogéneo

  • null

    Un diámetro mayor de 6 mm

  • null

    Un cambio en poco tiempo (oscurecimiento, picor, elevación…)

Come verduras, hortalizas y frutas

Estos alimentos son ricos en antioxi­dantes y protegen la piel de las agre­siones externas, como el sol, además de prevenir el envejecimiento cutá­neo prematuro. Los alimentos que contienen betacarotenos, como la ca­labaza, la zanahoria y las verduras de hoja verde también ayudan a preparar la piel antes de la exposición solar.

Por su parte, el tomate, que es rico en licopeno, y el salmón o las nueces, que tienen grandes cantidades de Ome­ga-6 y Omega-3 son aliados para man­tener la elasticidad de la piel y, por tan­to, su juventud durante más tiempo.

Protegerse del sol

Los sombreros, gorras, pañuelos y, por supuesto, permanecer bajo la sombri­lla o a la sombra del chiringuito, van a ser decisiones imprescindibles para evitar la aparición de manchas solares.

Uso del autobronceador

Como a muchas personas les gusta estar morenas, una buena idea para lograrlo sin descuidar la piel es usar un autobronceador. Esta es la única ma­nera de broncear la piel sin dañarla. Por el contrario, el uso de cabinas de rayos UV no es aconsejado y debería­mos evitarlo.

Si queremos tomar el sol, debemos hacerlo en las horas de menor radia­ción. Evitando exponernos entre las 11 y las 16 horas y hay que llevar siem­pre puesta una crema con factor de protección solar superior a 50.

 

Redacción MF

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies