Archivos

Cómo prevenir el cáncer de piel

 

Con motivo de la celebración del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, queremos explicarte en qué consiste este tipo de cáncer, qué factores de riesgo existen y formas para prevenirlo.

El cáncer de piel es el crecimiento descontrolado de células anómalas de la piel. Se produce cuando el daño en el ADN de las células de la piel desencadena mutaciones o defectos genéticos que hacen que esas células se multipliquen rápidamente dando lugar a tumores malignos.

tumores piel

 

Tipos de cáncer de piel

Entre los diferentes tipos de cáncer de piel, se encuentran:

  • Carcinoma de células escamosas (células delgadas y planas que forman la capa superior de la epidermis).
  • Carcinoma de células basales (células redondas que están por debajo de las células escamosas).
  • Melanoma: se forma en los melanocitos (células situadas en la parte inferior de la epidermis que producen melanina, pigmento que da a la piel su color natural). Es menos común que los otros tipos de cáncer, pero más probable que invada el tejido cercano y se disemine a otras partes del cuerpo, siendo el responsable de la mayoría de las muertes por cáncer de piel.

 

Factores de riesgo del cáncer de piel

Entre los factores de riesgo del cáncer de piel, podemos enumerar los siguientes:

  • Exposición intensa y prolongada a los rayos del sol o cabinas de bronceado. Se produce especialmente en personas que, durante la infancia o adolescencia, han presentado insolaciones o quemaduras solares repetidas, ya que el efecto de la radiación solar es acumulativo.
  • Personas de raza blanca, con fototipos bajos, de piel clara, ojos claros, pelo rubio o pelirrojo y con facilidad para quemarse y dificultad para broncearse.
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel.
  • Presencia de muchos lunares en el cuerpo, más de 50.
  • Se incrementa el riesgo en mayores de 50 años.
  • Sistema inmunitario debilitado. Personas que presentan ciertas enfermedades autoinmunes, como lupus eritematoso sistémico y trasplantados de órganos.
  • Sustancias químicas (arsénico, breas, nicotina).
  • Agentes biológicos (virus del papiloma humano).

 

¿Cómo se manifiesta el cáncer de piel?

El aspecto de las lesiones que puede manifestar el cáncer de piel es muy variado. No obstante, el signo más común es un cambio en la piel, como la aparición de una nueva lesión, una úlcera que no cicatriza o el cambio en el aspecto de un lunar.

 

Prevención del cáncer de piel

Para protegerse de los efectos negativos del sol se aconseja evitar tomar el sol en las horas centrales del día, entre las 10 y las 16 horas y proteger la piel con ropa y sombreros,  así como utilizar gafas de sol. Utilizar fotoprotector de Factor de Protección Solar (FPS) alto, que proteja frente a la radiación de los rayos ultravioleta A (UVA), rayos ultravioleta B (UVB) e infrarrojos A (IR-A), teniendo en cuenta el fototipo (capacidad de la piel para asimilar la radiación solar), la edad y las circunstancias de la exposición solar. Se debe aplicar una cantidad generosa, sobre la piel seca, media hora antes de la exposición solar y repetir la aplicación cada 2 horas y después de bañarse o secarse. No usar el fotoprotector de un año para otro, puede haber perdido actividad.

Debemos acudir al dermatólogo para revisar los lunares y manchas que hayan aparecido en la piel, así como realizar una autoexploración periódica. Ante cualquier cambio en el color, forma o tamaño de las manchas o lunares, se recomienda consultar con el dermatólogo. La detección precoz mejora el pronóstico.

 

Diagnóstico del cáncer de piel

  • Exploración clínica: revisión por parte del dermatólogo de los lunares sospechosos bajo la regla del A (asimetría), B (borde irregular), C (color no homogéneo), D (diámetro > 6 mm), E (evolución continua).
  • Exploración mediante aparatos: en función de la exploración física, el médico puede completarla mediante la realización de distintas pruebas, como la dermatoscopia (estudio de la imagen con aumento y una luz especial).
  • Exploración histopatológica: puede ser necesario realizar una biopsia de la lesión con el fin de realizar un diagnóstico más exacto.

 

Tratamiento

Entre los tratamientos que existen en la actualidad, la cirugía es la vía principal para  los melanomas. En cánceres en fase avanzada, se pueden emplear tratamientos capaces de frenar el avance de la enfermedad, como la quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia (fármacos estimulantes del sistema inmunológico).

 

 

Isabel Rodríguez Tejonero

Farmacéutica del Servicio de Información Técnica del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies