Archivos

Pilates o la Contrología, ejercitar cuerpo y mente

Pilates es un método integral de trabajo físico que pone en movimiento todos los músculos del cuerpo, incluso aquellos que no solemos ejercitar cuando practicamos cualquier otras actividades o deportes. Creado por Joseph H. Pilates a principios de los años 20 del siglo pasado, el método Pilates es un conjunto de ejercicios cuya finalidad es la de ejercitar el cuerpo y la mente, que se basa en otras especialidades como el yoga o la gimnasia proporcionando una mayor capacidad de control y concentración. De hecho, también es conocido con el nombre de ‘Contrología’.

Los seis principios básicos de este método son: control, concentración, fluidez, precisión, respiración y centro. Este sexto principio tiene un mayor protagonismo y es conocido como el centro de fuerza o powerhouse. El centro se encuentra en la zona del ombligo y engloba la región situada entre el diafragma de la caja torácica y la musculatura del suelo pélvico, que conforman los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos. Al trabajar esta zona se consigue fortalecer estos músculos y mejorar la posición de la pelvis, lo que repercute en la postura corporal, ya que fortalece y estira la columna vertebral, a la vez que favorece el mantenimiento de la estructura de la zona pélvico-abdominal.

En general, los ejercicios de Pilates están destinados a mejorar la función corporal, desde el tratamiento de diferentes patologías o mantenimiento a nivel deportivo, previniendo lesiones y mejorando el rendimiento. Aunque en sus inicios fueron los bailarines profesionales los que primero se beneficiaron de este ejercicio, ahora se ha convertido en una herramienta común entre los fisioterapeutas.

A diferencia de muchas otras formas de entrenamiento, Pilates equilibra las asimetrías musculares, optimiza la silueta y mejora el equilibrio, la coordinación y el control de la respiración. Además, los ejercicios buscan la calidad del movimiento a través de la concentración, ayudando a despertar la conciencia del cuerpo y con ello paliar los niveles de estrés.

Los beneficios que aporta la práctica del método Pilates son diversos y beneficiosos, además aporta una ventaja importante porque se puede adaptar a las necesidades físicas de cada persona, independientemente de su edad o condición física. De hecho, está especialmente recomendado para las mujeres embarazadas porque se adapta al periodo de gestación, fortaleciendo la musculatura de la columna en una posición correcta y ayuda a mantener la correcta posición del bebé en el canal óseo.

Pilates se puede practicar en el suelo o en máquinas, los ejercicios son comunes para las dos modalidades, aunque presentan algunas diferencias técnicas. El trabajo en suelo es más exigente, ya que es necesario tener mucho más dominio y conciencia del cuerpo, al realizar el ejercicio en contra de la fuerza de gravedad. En cambio, las máquinas ayudan a ejecutar el movimiento y conocer bien los ejercicios que después se pueden realizar en suelo. En cualquier caso, todos y cada uno de los movimientos se realizan con la mayor precisión posible a través del control de la respiración, la correcta alineación del cuerpo y la concentración.

 

Texto:

Charo Tabernero García, periodista del departamento de Comunicación del COFM.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies