Archivos

“Pequeñas picaduras, grandes amenazas”, lema de la OMS válido en España

El 7 de abril está declarado “Día Mundial de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el presente año, bajo el lema “Pequeñas picaduras, grandes amenazas”, quieren alertar sobre el riesgo que pueden suponer las picaduras de mosquitos, moscas, garrapatas y caracoles de agua dulce que provocan enfermedades graves e incluso la muerte.

La Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), que ha celebrado su X Congreso en Madrid este fin de semana, ha pedido a los expertos que expliquen el problema en España.

El doctor Rogelio López-Velez, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, ha señalado que con un millón de muertes al año en el mundo, las enfermedades transmitidas por mosquitos, chinches o garrapatas dejan huella también en España, un crisol donde se funden factores de riesgo como el movimiento demográfico, la cercanía del continente africano o el paso de aves migratorias. Nuestro país recibe 62 millones de extranjeros, es una región de paso obligado de miles de aves migratorias y alberga más de 1,5 millones de viajeros con el ojo puesto en destinos tropicales. No obstante, el doctor López-Velez advierte que la situación en España no se parece ni de lejos a los países en los que la mayor parte de su población se encuentra malnutrida, inmunodeprimida o vive en condiciones de pobreza severa, sin higiene, servicios sanitarios ni acceso fácil al agua potable. Esas poblaciones son el blanco de los mosquitos. Para evitarlo el doctor López-Velez aconseja que, en presencia de mosquitos, se recurra a los repelentes, los insecticidas de larga duración o las mosquiteras, sin olvidar reducir los lugares de cría de estos artrópodos como son las aguas estancadas.

La leishmaniasis, también trasmitida por mosquitos, puede llegar a ser mortal si no se trata y tiene una mayor presencia en nuestro país. El pasado año llegaron a registrarse 500 casos en Fuenlabrada. El director del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona, Xavier Roura, aclara que la leishmaniasis “afecta sobre todo a perros pero también a personas”, lo que exige una estrecha colaboración entre la medicina humana y la medicina veterinaria. “Primero protejamos a los perros y luego a las personas”. Roura cree que la medicina veterinaria no debe ser un “artículo de lujo” sino una parte más de la salud pública, máxime tras el “cambio de rol” de los animales de compañía, que ahora suelen ser un miembro más de la familia.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies