Conjuntivitis alérgica, Conjuntivitis virica, 
oftanmólogo, optica, ojo, ojo rojo

¡Ojo con la conjuntivitis!

La conjuntivitis es la inflamación o infección de la conjuntiva del ojo, que es una membrana mucosa y transparente que recubre el interior del párpado y la esclerótica (parte blanca del ojo). Se trata de la afección ocular más frecuente, tanto en adultos como en niños, y no suele provocar trastornos de gravedad.

 

Causas

Existen muchas causas que pueden provocar conjuntivitis:

-       Conjuntivitis viral: Se nota lagrimeo y picazón en los ojos y posible sensibilidad a la luz. Pueden estar afectados uno o ambos ojos. Es altamente contagiosa. Puede propagarse por la tos o estornudos y por contacto.

-       Conjuntivitis bacteriana: Se observa una secreción del ojo amarillenta o verde-amarillenta y pegajosa en la esquina del ojo. En algunos casos, esta secreción puede ser tan abundante que provoca que se peguen los párpados al despertarse. A menudo se encuentran afectados los dos ojos. Es contagiosa, usualmente por contacto directo con las manos infectadas o elementos que hayan tocado el ojo.

 -       Conjuntivitis alérgica: Se presenta lagrimeo, ardor y picazón en los ojos. En este caso, además se puede presentar mucosidad y congestión nasal. Ambos ojos se ven afectados. No es contagiosa. Está ocasionada por irritantes oculares como el polen o el polvo, por tanto puede ser estacional (polen) o aparecer en brotes durante todo el año.

 -       Otros: Ciertos tipos de hongos o sus esporas pueden infectar el ojo. Las personas que usan lentes de contacto deben tener especial cuidado con su limpieza, puesto que en ellas tienden a instalarse estos microorganismos. Por otra parte, ciertos medicamentos, y muchas otras sustancias químicas, pueden causar irritación conjuntival. También pueden causar irritación los cuerpos extraños y las lentes de contacto.

 

Síntomas

-          Enrojecimiento de los ojos debido al aumento de irrigación sanguínea en la conjuntiva. 

-          Sensación de pérdida de visión y, en ocasiones, leve fotofobia.

-          Sensación de arenilla o cuerpo extraño bajo el párpado. Picor y en algunas ocasiones también dolor.

-          Lagrimeo que actúa como medida de defensa intentando lavar la conjuntiva y arrastrar los agentes nocivos.

-          Secreción conjuntival. Los ojos pueden llegar a pegarse cuando las secreciones se secan, formando una especie de costra.

 

Diagnóstico

Se basa en las manifestaciones clínicas que acompañan a este proceso, como es el ojo rojo, secreción y sensación de cuerpo extraño.

 

Tratamiento

Para las conjuntivitis víricas o con un importante componente inflamatorio se suelen recomendar colirios vasoconstrictores e incluso con corticoides. Para infecciones bacterianas, se prescriben colirios antibióticos. En el caso de conjuntivitis alérgica son útiles los colirios con antihistamínicos. Se pueden aliviar las molestias lavándose los ojos con suero fisiológico frío.

 

Prevención

Como medidas preventivas para prevenir la aparición de conjuntivitis podemos destacar:

-          Lavar las manos frecuentemente.

-          Cubrir  la nariz y la boca al toser y estornudar y evitar frotarse los ojos.

-          No utilizar toallas, almohadas, sábanas u otro tipo de objetos que hayan podido estar en contacto con una persona infectada.

-          En caso de que la afección se dé en un solo ojo, usar dos toallas distintas, una para cada ojo.

-          Ser muy exhaustivo en la higiene de las lentes de contacto y sustituirlas en cuanto sea preciso. En ningún caso compartir las lentes de contacto con otras personas.

-          Precaución con los cosméticos empleados, algunos pueden contener productos que pueden producir alergia. En caso de ojos sensibles, sería recomendable emplear productos hipoalergénicos.

-          En caso de alergia al polen, se recomienda evitar los ambientes con altas concentraciones de esta sustancia y sería conveniente ponerse gafas de sol para salir a la calle.

-          El cloro de las piscinas también puede ocasionar conjuntivitis a las personas más sensibles a esta sustancia. Es aconsejable utilizar gafas acuáticas para proteger los ojos también de bacterias u otros microorganismos que se encuentran en el agua y que pueden causar conjuntivitis.

-          En caso de conjuntivitis infecciosas puede ser necesario quedarse en casa unos días para evitar el contagio a otras personas.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Bienvenidos al blog del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, un punto de encuentro con información ágil y actual, con opiniones de nuestros profesionales y con un espacio muy destacado para tu participación.

Síguenos en twitter

COFM blog
COFM - Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid

© Copyright 2013

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid

C/ Santa Engracia, 31
28010 Madrid