Archivos

Obesidad infantil, un problema frecuente

La obesidad es un problema de salud que cada vez afecta a más personas y a edades más tempranas. El problema ha alcanzado tal magnitud que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha calificado como “la epidemia del siglo XXI”. En España, el problema de la obesidad infantil ha ido creciendo sin parar en las últimas décadas.

El mantenimiento del peso corporal surge del equilibrio entre las energías ingeridas (alimentación) y las consumidas en las actividades cotidianas (actividad física). La obesidad será consecuencia de una ingesta de energía superior a la que se va a necesitar. Para controlar el peso, es esencial adoptar hábitos saludables, tanto en lo que se refiere a la alimentación como a la práctica de actividad física.

Forma de saber si se tiene exceso de peso

Se utiliza un indicador que se conoce como Índice de Masa Corporal (IMC), que relaciona el peso de la persona con su estatura, y se obtiene dividiendo el peso de la persona (expresado en kilos) entre el cuadrado de la estatura (expresado en metros). El resultado de ese cálculo nos indica si la persona tiene el peso adecuado en relación con su estatura.

  • Menor a 17: desnutrición
  • Entre 17 y 25: peso normal
  • Entre 25 y 30: sobrepeso
  • Superior a 30: obesidad

En el caso de sobrepeso u obesidad en niños, conviene consultar con un endocrino.

 

Consecuencias de la obesidad en niños

La obesidad infantil tiene consecuencias inmediatas, a corto plazo:

Psicosociales: aislamiento social, discriminación, pérdida de autoestima y trastornos de la alimentación que pueden provocar bulimia o anorexia.

Físicas:

  • Alteraciones ortopédicas y molestias respiratorias que pueden dificultar el desarrollo de algún deporte
  • Alteraciones del sueño
  • Madurez prematura: las niñas obesaspueden entrar antes en la pubertad, tener ciclos menstruales irregulares, etc.

A largo plazo, se incrementa el riesgo de padecer ciertas patologías cuando sean adultos:

  • Hipertensión arterial, colesterol y enfermedades cardiovasculares
  • Diabetes
  • Problemas en los huesos y las articulaciones
  • Algunos tipos de cáncer
  • Enfermedades degenerativas, como el Alzheimer

 

Factores que fomentan la aparición de obesidad

En algunos casos, la obesidad puede estar provocada por factores genéticos, heredados de los padres y madres. Sin embargo, en la mayoría de los casos el exceso de peso está relacionado con los estilos de vida:

  • Elevado consumo de alimentos con alto valor energético (bollería industrial, hamburguesas, pizzas, patatas fritas, refrescos azucarados y productos precocinados).
  • Pérdida del hábito de desayunar e ingesta insuficiente de verduras, frutas y pescado.
  • Dieta desordenada, con mucho “picoteo” entre horas, por lo general de productos con alto contenido energético.
  • Pérdida progresiva de la práctica de actividad física en la infancia.

 

Consejos para prevenir la obesidad infantil

Se recomienda una alimentación equilibrada, que contengan todos los nutrientes necesarios. De forma general se aconseja:

  • Repartir la ingesta diaria en 5 comidas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena, tratando de mantener unos horarios de comidas fijos, para que el organismo se acostumbre y no demande comida entre horas.
  • Los cereales(pan, pasta, arroz, etc.), las patatas y legumbres deben constituir la base de la alimentación, de manera que los hidratos de carbono representen entre el 50% y el 60% de las calorías de la dieta.
  • Las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta diaria, debiendo reducirse el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos.
  • Las proteínas deben aportar entre el 10% y el 15% de las calorías totales, debiendo combinar proteínas de origen animal y vegetal.
  • Ingesta diaria de al menos 5 raciones de frutas, verduras y hortalizas.
  • Moderar el consumo de azúcares simples, como golosinas, dulces y refrescos.
  • Beber entre uno y dos litros de agua al día.
  • Reducir el consumo de sal a menos de 5 g/día. Mejor si es sal yodada.
  • Mantenerse activo; la actividad debe durar al menos 20 minutos para asegurar un gasto energético importante. Caminar para ir y volver al colegio, jugar al aire libre en el parque, montar en bicicleta, patinar, saltar a la comba o jugar con la pelota pueden resultar actividades divertidas.
  • La familia tiene un rol fundamental: hacer participar a los más pequeños en la preparación de la comida, disponer de tiempo suficiente para comer sentados y tranquilos, porque eso permite masticar bien la comida y disfrutarla.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies