Archivos

La Navidad, una época donde se incrementan los atragantamientos

La asfixia por atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España, por delante los accidentes de tráfico. Las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística Español (INE) en su informe «Defunciones según la causa de muerte» (2017) reflejan que los fallecidos por asfixia en atragantamientos son de 2.336 al año en nuestro país (seis muertes por día), una cifra que se podría haber reducido, sin duda, de haber tomado una serie de medidas.

Los niños, junto a los ancianos, son los grupos de personas que tienden a atragantarse con más facilidad. En el caso de los más pequeños se debe a que aún no han terminado de desarrollar la madurez necesaria para poder tragar con la suficiente seguridad, además de la tendencia a llevarse a la boca cualquier objeto o alimento que salta a la vista.

ATRAGANTAMIENTOS

Debemos prestar especial atención a los alimentos como los frutos secos, los turrones, las uvas, las salchichas, las palomitas de maíz, los caramelos, las manzanas, las zanahorias crudas, semillas, trozos de carne y los chicles, que pueden causar asfixia por aspiración en los niños, incluso llegando a provocar la muerte. Los globos y juguetes con piezas pequeñas (canicas, piezas de construcción, pelotas pequeñas, entre otros), con un diámetro menor de 3 centímetros, suelen ser las causas más comunes de las asfixias entre los más pequeños de la casa. Evitar tener este tipo de objetos y alimentos a su alcance, así como no bajar la guardia con ellos, es la mejor medida para evitar que un segundo se convierta en tragedia.

Por otro lado, en las personas mayores, que es el grupo que lidera las muertes por atragantamiento, se debe a que disminuye la masa muscular y, por consiguiente, la fuerza de la deglución y la sensibilidad en las faringes. Además, se añaden ciertos trastornos neurológicos, que causan más dificultad para tragar a ciertas personas, como aquellas que tienen Alzhéimer, Párkinson, ELA o se hayan visto afectadas por ictus o por un daño cerebral.

La fundación Mapfre puso en marcha en 2015 la campaña SOS Respira y desarrolló una aplicación móvil, disponible en iOS y Android, en la que se explica a través de vídeos cómo actuar para revertir un atragantamiento y, por tanto, salvar vidas. Pero recuerda, la mejor maniobra, es la prevención.

HEIMLICH MANIOBRA

En la infografía de arriba puedes ver en qué consiste la maniobra de Heimlich, que se utiliza cuando una persona se está atragantando por un bloqueo de las vías respiratorias. Esta técnica se aplica de forma diferente dependiendo de si se trata de un adulto o un niño.

En cualquier caso, este método debe utilizarse solo en emergencias, cuando esté casi seguro de que la persona se está asfixiando realmente.

 

Texto:

Belén Girón, responsable de Marketing del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies