Archivos

Marcha atrás en Paraguay: sólo de venta en farmacia

Sudamérica se convirtió en los años noventa en un banco de pruebas para la farmacia. Muchos países, entre ellos Argentina, Chile o Paraguay, decidieron desregular la apertura de farmacias o la venta de medicamentos, entre otras medidas, para permitir que los fármacos se vendiesen fuera de las oficinas de farmacia. De golpe y porrazo, se abrieron boticas en los lugares más rentables, una junto a otra, y se pudieron adquirir medicamentos en los lugares más variopintos: supermercados, gasolineras o tenderetes ambulantes, sin la más mínima garantía para el ciudadano.

Hoy muchos de estos países están rectificando y dando marcha atrás a la vista de los resultados, aunque tengan que pasar 20 años. El último caso ha sido Paraguay. Su Gobierno decidió aprobar una resolución el 26 de septiembre de 2013 para derogar otra anterior, aprobada el 10 de agosto de 1993, y que daba luz verde a un listado de medicamentos que se podían comercializar dentro y fuera de farmacias.

El diario especializado Sanifax se ha hecho eco recientemente de esta norma que establece que “el almacenamiento, depósito, venta y expendio de los medicamentos debe realizarse en el lugar destinado por naturaleza a ello, que son los establecimientos farmacéuticos”. El legislador expone a continuación también las razones del cambio: “Ya se ha visto la mala disposición y dispensación de los mismos en locales como almacenes, supermercados y otros, lo que va en contra de la salud pública”, además de no cumplir con los “recaudos legales” exigidos para comercializar medicamentos. Más claro, agua.

Por eso se entiende mal el empeño de algunos por desregular algo que funciona muy bien. Países como Hungría también han rectificado a tiempo. Y es que, al final, como ya advertimos en los años noventa ante el intento del Tribunal de Defensa de la Competencia de desmantelar el modelo español de farmacia con el beneplácito del Gobierno de entonces, ese no es el camino. Lo dijimos entonces y lo volvemos a repetir ahora: los experimentos en farmacia con gaseosa. Ya tenemos suficientes pruebas de las contraindicaciones que tienen estas propuestas interesadas de desregulación.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies