Archivos

Los lastres de la farmacia

(Sin lastres qué fácil es volar)

Si la farmacia española está dispuesta a volar para conseguir sus metas profesionales, es necesario antes que nos permitan soltar el lastre con el que se ha cargado a la farmacia durante los últimos 15 años. Y es que resulta casi misión imposible remontar el vuelo si antes no somos capaces de reducir el peso financiero que desde 2000 arrastramos en forma de aportaciones y políticas de descuentos, deducciones y recortes de precios que a lo largo de los años se han aplicado a la farmacia, en virtud de una urgencia que, afortunadamente, empezamos a dejar atrás y hoy ya no está justificada.

Lo recordaba el presidente del COFM, Luis González Díez, en una reciente entrevista: “si fuimos los primeros en colaborar frente a la crisis, es hora de que esa contribución retorne a la farmacia”. En efecto, la farmacia española fue la primera en arrimar el hombro y contribuir a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y lo ha seguido haciendo retornando una importante parte de sus beneficios durante los difíciles años de la crisis que también han golpeado con dureza a la farmacia.

Nadie puede acusar, por tanto, al sector de mirar para otro lado. Pero es el momento de eliminar esas aportaciones o, por lo menos, de ir retirándolas poco a poco garantizando que repercutan en beneficio de la propia farmacia con políticas de servicios remunerados, entre otras muchas posibilidades.

Se trataría de un estímulo importante para el sector que, junto a la nueva política fiscal, puede ayudar a muchos farmacéuticos a crear empleo e invertir en tecnología y nuevo servicios. Porque poco sentido económico tiene que las administraciones sigan exprimiendo al sector cuando el gasto público en medicamentos ha acumulado tres ejercicios consecutivos en decrecimiento y las previsiones para este año y el que viene apuntan a la estabilidad de este indicador.

No es el único lastre. También lo son la bajada constante de precios, los retrasos en los pagos o la retirada de medicamentos de diagnóstico hospitalario del canal de farmacia que conviene recuperar.

Se trata de condiciones mínimas para una profesión que no está pidiendo ayudas, como otros sectores, sino simplemente la supresión de unas medidas extraordinarias que han condicionado seriamente el sostenimiento de la estructura de la farmacia y su capacidad para emprender el vuelo y convertirse en una pieza esencial del bienestar de la sociedad española.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies