Archivos

Jugar a FarmAventura motiva a los más pequeños a cumplir con el tratamiento

Más de 300 niños que requieren tratamientos crónicos o de larga duración se beneficiarán de FarmAventura, una iniciativa pionera puesta en marcha por el servicio de Farmacia del Hospital Gregorio Marañón con el objetivo de mejorar la adherencia a los tratamientos mediante actividades lúdicas como cuentos, juegos y ejercicios didácticos que garantizan premio a todo el que cumple con su cometido. Por el momento sólo se aplica a menores oncohematológicos que reciben medicación farmacológica ambulatoria, pero se ampliará progresivamente a otras patologías como cardiopatías o enfermedades infecciosas.

Este proyecto de humanización ofrece un trato más cercano y personal a los niños y jóvenes que sufren patologías complejas. En algunos casos, existen, además, barreras como las idiomáticas que requieren una especial atención y la implicación de la familia en el tratamiento. Para ello, el equipo del hospital cuenta con nuevas instalaciones decoradas de forma amigable, con motivos de animales y plantas, que resultan más llamativos para los niños y donde se sienten más cómodos para abordar el tratamiento.

En la consulta los niños reciben una mochila con un pastillero personalizado, una carpeta con recomendaciones generales e individuales para tomar adecuadamente la medicación, un póster y una guía de cómo vivir la experiencia de FarmAventura. La mochila también incluye el ‘Diario de Leo’, el cuento de un niño imaginario que ha pasado por esta experiencia y narra a los más pequeños detalles de esta aventura.

A los niños que inician la aventura se les entrega un tubo en forma de caña de bambú con cajitas que contienen diferentes piezas de un puzle magnético que deberán recoger en cada toma diaria, de tal forma que al finalizar cada ciclo, el niño descubrirá la fotografía del puzle. En principio, será un animal del zoo de Madrid, que además les escribirá una carta personalizada felicitándoles por haber cumplido el tratamiento y les contará detalles de su vida.

Cada mes, el paciente recibirá una nueva caña de bambú con las piezas de otro puzle diferente, junto con otros elementos de juego y didácticos que motivarán al niño a regresar a la consulta para recoger su medicación y cumplir con su toma.

Al finalizar el tratamiento, y como incentivo a su correcto cumplimiento, recibirá entradas de un parque temático para toda la familia. La primera aventura del proyecto será en el Zoo Acuarium de Madrid, parque que podrá visitar junto a su familia.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies