Archivos

La higiene íntima de la mujer a lo largo de la vida

 

La higiene íntima de la mujer y el cuidado de sus genitales externos debe ser diferente al de las otras partes del cuerpo. Tienen características distintas que requieren pautas diferentes para evitar infecciones y mantener una buena salud vaginal.

Esta higiene también tiene un componente educativo, en tanto que sirve para que las mujeres se conozcan mejor, sobre todo, porque los genitales femeninos cambian a lo largo de la vida. Estos cambios determinarán el cuidado según la época y edad de la mujer, que determinará la variación del pH de la zona genital, con la necesidad de adaptar productos especiales que eviten las infecciones más comunes.

Para la doctora Mercedes Herrero,Ginecóloga de GINE 4. Grupo HM hospitales, es muy importante enseñar hábitos de higiene íntima desde la niñez, insistiendo en que “la limpieza debe realizarse de delante hacia atrás, nunca al revés, para evitar contaminar con restos de heces la zona vaginal”. Pautas que la especialista en ginecología considera básicas para que “las niñas interiorizarán ciertas prácticas que adaptarán a lo largo de su vida”.

 

higiene-intima-joven

 

Durante la conferencia impartida en el marco de la segunda edición DermoCOFM, la ginecóloga señala el inicio de la pubertad con el desarrollo genital debido a la acción hormonal, momento en el cual aumenta el volumen, aparece el vello, y comienza la menstruación. Apelando a su experiencia, la experta aporta soluciones para resolver los primeros problemas con los tampones, el truco está en utilizar lubricante vaginal, un producto que facilitará la colocación. Por otro lado, Mercedes Herrero, también aborda las precauciones que deben adoptar las adolescentes cuando tienen relaciones sexuales, “Las recomendaciones pasan por usar siempre condón, utilizar lubricante acuoso y extremar la higiene posterior al sexo. En conveniente vaciar la vejiga tras el sexo y lavar con producto de pH ácido”.

En las mujeres adultas los cambios pueden alterar el bienestar de la zona íntima debido al desequilibrio de la microbiota y la flora vaginal. Al respecto, hay que precisar que la microbiota vaginal está formada por microorganismos cuya función es producir ácido láctico en forma de bacterias beneficiosas, cuya presencia es vital para el funcionamiento correcto del sistema inmunitario. Si el equilibrio de estas bacterias beneficiosas se ve alterado pueden aumentar las posibilidades de que otras bacterias, como la Gardnerella vaginalis o la Candida albicans, puedan provocar vaginosis o vaginitis.

 

higiene-intima-femenina

 

Cuando la mujer llega a la menopausia, se enfrenta a una época de cambios profundos en la que la mucosa vaginal se reduce perdiendo elasticidad y el pH puede verse alterado. En esta etapa de la vida, las mujeres suelen sentir sequedad vaginal lo que puede producir dolor durante las relaciones sexuales y facilitar también las infecciones. Para paliar esta situación, Mercedes Herrera, recomienda “usar productos adecuados para la higiene y otros específicos que ayudan a mejorar la regeneración celular, con o sin hormonas”.

Al respecto, la especialista diferencia entre hidratante y lubricante, mientras que el primero tiene como objetivo mantener una humedad más o menos constante en la vagina para que ayude a su estabilización natural, los segundos están pensados para utilizar esporádicamente, especialmente durante las relaciones sexuales.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies