Archivos

Hábitos saludables en tiempos de pandemia 2/2

Continuando con el post anterior, existen más pautas para seguir cuidando nuestro cuerpo y nuestra mente durante esta pandemia. Recordamos que, entre otras recomendaciones, nuestra farmacéutica nos aconsejaba un buen descanso, una correcta alimentación e hidratación diaria. Otras pautas importantes son:

  • Ejercicio

Cada vez somos más sedentarios, pasamos muchas horas frente ordenador o frente al televisor y eso pasa factura.

En esta pandemia se ha visto incrementado el teletrabajo y con el confinamiento hemos visto disminuida enormemente nuestra actividad física, lo que se ha traducido en muchos casos en aumento de peso, dolores musculares y de articulaciones, además de deterioro cognitivo y neurológico.

El movimiento es vida, nuestro cuerpo, huesos, articulaciones y sistema nervioso necesitan moverse.

Según la OMS, la obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud y nos indica realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

¿Nos ponemos a ello?

  • Puedes empezar cada mañana con 5 minutos. ¡Despierta tu cuerpo!, estíralo con cuidado, empieza por la cabeza y cuello y sigue por tus brazos, pecho, cintura, caderas, piernas, tobillos y pies.
  • No es necesario que te mates en el gimnasio, elige la actividad que más te guste, andar, montar en bici, caminar, bailar, lo importante es ser constante, tu cuerpo te lo agradecerá.
  • No utilices el ascensor, aprovecha algún tramo de escaleras todos los días para fortalecer tus piernas.
  • Si no tienes mucho tiempo, reparte el ejercicio recomendado durante la semana. No dejes pasar una semana sin que al menos un día hayas movido tu cuerpo.

 

  • Cuidado de la mente

Sigue una rutina…

  • Establece horarios para trabajar y para descansar

Mantente informado…

  • Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias, utiliza fuentes informativas fiables e intenta limitar la frecuencia con la que ves, lees o escuchas noticias que te causen preocupación, establece una hora al día para esto.
  • No abuses de videojuegos o pantallas.
  • Si tienes hijos explica y habla con sinceridad y en un lenguaje adecuado a su edad sobre este nuevo coronavirus.

Ayúdales a encontrar formas positivas de expresar sus sentimientos.

Respira…

Necesitamos oxígeno y con tanto ajetreo diario nuestra mente se revoluciona y se nos olvida respirar.

Claro que nuestro organismo respira solo, nuestro sistema nervioso autónomo se ocupa de esto, me refiero a que te detengas un instante, frena y observa tu respiración, ¡disfruta de tu respiración!

Al igual que disfrutamos de un vaso de agua cuando tenemos sed, aprende a disfrutar del aire que respiras.

  • Observa al inspirar, cómo se llenan tus pulmones, cómo el oxígeno alcanza hasta la última célula, cómo se abren tus costillas para hacer hueco, cómo baja tu diafragma de forma tranquila y cómo vuelve a subir, observa despacio cuando sale el aire, no pienses en nada, solo observa tu respiración y tu cuerpo, esto calmará tu mente.

Hoy viviendo con esta pandemia es más necesario que nunca respirar, llevamos durante bastante tiempo puestas las mascarillas y es necesario darnos un descanso siempre que estemos en un lugar seguro para nosotros y para los demás.

  • Puedes aprovechar un ratito antes de ir a dormir, incluso ya tumbado en la propia cama, o al llegar a casa después de un día duro de trabajo. Busca tu momento, no te llevará más que unos minutos y merecerá la pena.

 

  • Relaciones sociales

A pesar de que tenemos que mantener la distancia eso no quiere decir que no podamos relacionarnos con los demás.

Es necesario y saludable cuidar de nuestras relaciones, amigos y familiares, no podemos descuidarlos. 

  • Aprovecha espacios abiertos y ventilados y, si no puedes por seguridad y preocupación a los tuyos, la tecnología nos puede ayudar.

Hoy día podemos visitar a nuestros amigos de forma digital, organizar reuniones y encuentros a través de la pantalla puede ser también divertido. Échale imaginación y regala alegría. La alegría se contagia.

  • No te olvides de tus mayores, también puedes hacerles compañía a través de la pantalla y no descuidarlos.

Tristemente ya se tienen datos de que debido al aislamiento en esta pandemia muchas personas mayores han dejado de hablar, recuerda que su sistema cognitivo necesita ejercitarse también, una llamada de sus seres queridos puede alegrarles el día, además de estar pendientes de su evolución y necesidades.

Enséñales cómo obtener ayuda práctica en caso necesario, algunas que nos recomienda la OMS, por ejemplo, pueden ser cómo hacer un pedido de comida o solicitar atención médica, cómo llamar a un taxi o asegurarse de tener sus medicamentos habituales.

  • Si tienes niños ayúdales a mantener el contacto con sus amigos y familiares por teléfono o por internet.

  

  • Hábitos de felicidad

Está demostrado que la felicidad es un estado mental y que es obligación nuestra buscarla y proporcionarla.

Regalar momentos que proporcionen felicidad, además, es muy saludable para uno mismo y para los demás.

 

  • Realiza actividades que te gusten.

-Lee, escribe

-Pinta

-Escucha música

-Canta

-Aprende cosas nuevas

-Regálate momentos de introspección, puedes necesitar estar ratitos a solas

-Ayuda a los demás, sé altruista y solidario

-Contempla la belleza de lo que te rodea. Pasa ratitos al sol

-Imagina cosas o situaciones bonitas y alegres

-Arréglate un poco, aunque no salgas de casa

-Sonríete y regala tu sonrisa a los demás, aunque en estos momentos sea difícil. Recuerda, la alegría se contagia.

 

Texto:

Rosario Sánchez Monsálvez

Farmacéutica del Servicio de Información Técnica del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies