Archivos

Espirulina, el superalimento de los aztecas que vuela al espacio

La espirulina es un alimento elevado a la categoría de superior por sus propiedades esenciales y el marketing de la moda. Avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante mucho tiempo fue el alimento tradicional de los aztecas en México y de los habitantes de Kanembú en el Cha, quienes consumían este producto en forma de galletas. Unas galletas verdes que llamaron la atención de un científico francés que estudiaba las algas y descubrió los nutrientes de esta microalga que aportaba vitaminas, minerales, aminoácidos y proteínas en gran cantidad, lo que suponía un alimento de altísimas cualidades nutricionales, de tal forma que, a día de hoy, lo utiliza la NASA en los viajes espaciales como complemento alimenticio para los astronautas.

El marketing y los seguidores de la “comida saludable” o healthy food, han convertido a la espirulina en un atractivo suplemento deportivo, que ha ocasionado un aumento significativo de su consumo. Su bajo aporte calórico y el alto contenido en proteínas y minerales han servido como reclamo de este producto, que se utiliza principalmente en forma de polvo (deshidratada), pero también se puede obtener fresco. Sin embargo, y a pesar de sus beneficios, no se puede hablar de un alimento mágico, capaz de satisfacer todas nuestras necesidades nutricionales.

Si bien tiene un alto contenido en hierro y es uno de los alimentos más nutritivos que existen, recientes estudios ponen en cuestión la correcta utilización de este producto. Partiendo de su alto poder proteico, en una cucharada de espirulina en polvo (10g) hay 5g de proteína, 5mg de hierro, 100mg de fósforo y 150mg de magnesio, por lo que estas cantidades son insuficientes para cubrir las necesidades diarias del organismo. Lo mismo ocurre con los ácidos grasos omega-3, que también están presentes en esta cianobacteria, familiar directo de las algas unicelulares.

A pesar de que se apela a la espirulina como un posible suplemento de vitamina B12 para personas veganas, tampoco parece que cubra estas necesidades porque este producto no contiene prácticamente vitamina B12, sino una pseudovitamina que no tiene efecto en seres humanos.

Entonces, ¿para qué sirve la espirulina? No parece una fuente apreciable de proteínas, vitaminas, minerales ni ácidos grasos, a no ser que te tomes el bote entero. Pues bien, la espirulina puede ayudar a reducir el estrés oxidativo y, de paso, la dislipidemia o la hipertensión, también ayuda a la recuperación del esfuerzo físico y a combatir la fatiga crónica. Además, y no menos importante, parece ser una aliada perfecta en dietas para perder peso. No obstante, antes de tomar espirulina como planta medicinal es conveniente consultar con el farmacéutico o el médico porque presenta algunas contraindicaciones relacionadas con problemas de riñón, enfermedades de tiroides o gota.

Al margen de la moda y los influencers, hay que destacar los beneficios ambientales de la espirulina. Teniendo en cuenta que los métodos actuales de producción no son sostenibles y no todas las proteínas que consumimos tienen la misma calidad, la espirulina aporta una ventaja añadida. Resulta muy barata de producir (mucho más que un cereal), ya que una hectárea de cultivo genera una mayor cantidad de proteínas que la misma área dedicada a la ganadería bovina y, además, se adapta a las malas condiciones por lo que facilita el  cultivo en zonas áridas del planeta.

Aunque su uso como suplemente dietético crece en todo el mundo, hace tiempo que la espirulina se ha abierto un hueco en la cocina, debido a su alto contenido en ficocianina que le convierte en un curioso colorante azul, perfecta para hacer más singulares algunas recetas como los smoothies, tan demandados últimamente.

 

Texto: Charo Tabernero García, periodista del departamento de Comunicación

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies