Archivos

El Pacto Sociosanitario, demanda global de servicios farmacéuticos desde la Administración

Se ha celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), de Santander, auspiciado por Cofares, un encuentro dedicado a analizar desde todas las perspectivas el espacio sociosanitario y los nuevos servicios de la farmacia comunitaria.

En el mismo, se ha puesto encima de mesa que las farmacias resultan imprescindibles para las demandas sociosanitarias derivadas del envejecimiento. Existe ya una aceptable panoplia de experiencias concretas sobre servicios retribuidos de alta utilidad de las farmacias en la continuidad asistencial enfermos crónicos, mayores polimedicados y dependientes. Se corresponden con iniciativas de Colegios de Farmacéuticos, Consejerías de Sanidad, algunas compañías de seguros sanitarios y demandas privadas en sentido estricto. No obstante, y a pesar de haberse incrementado el número de estos servicios retribuidos significativamente, todavía constituyen hechos puntuales y, su impacto para la sostenibilidad de la farmacia, no es suficiente para compensar la pérdida de margen en las dispensaciones de recetas oficiales.

La aportación más esperanzadora del encuentro en la UIMP, se produjo en la conferencia de clausura que ofreció César Antón, director general del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Durante la misma, avanzó dos cuestiones de interés. La primera, que el Pacto Sociosanitario impulsado por el Gobierno para dar una respuesta integral al envejecimiento demográfico, la dependencia y la cronicidad, se encuentra en su recta final y que puede ser una realidad a comienzos del próximo año. La segunda, muy destacada para el mundo de la Farmacia española, que en el desarrollo de dicho Pacto, se cuenta con las farmacias, con todas las farmacias que quieran adherirse, para que presten sus servicios retribuidos en el seno de los equipos de atención domiciliaria a mayores dependientes. Asimismo dejó la puerta abierta para servicios de promoción y educación de la salud desarrollados por farmacéuticos en los Centros de Día de Mayores. Se trata de la posible primera demanda global de servicios retribuidos desde la Administración a las oficinas de farmacia. Será necesario estar preparados y no desaprovechar la ocasión si esta merece la pena.

En la imagen, César Antón, director general del IMSERSO, y Carlos González Bosch, presidente de Cofares, durante la clausura del Encuentro en el UIMP “El espacio sociosanitario y los nuevos servicios de la farmacia comunitaria”.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies