Archivos

El consumo de azúcar perjudica seriamente la salud

En España consumimos diariamente 76,3 gramos de azúcar, lo que supone un kilo de azúcar cada quince días, una cifra que define claramente la evolución de nuestra sociedad que ha pasado de utilizar 4 kilos de azúcar por habitante y año en el siglo XVIII a unos sobrecogedores 70 kilos actualmente. Son cifras muy alejadas de las aconsejadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que señala que el consumo diario no debe aportar más del 10% de las calorías, tanto en niños como en adultos (12 cucharillas de café, 50 gramos), aunque lo ideal es que la cantidad de azúcar consumida quede por debajo del 5% del aporte calórico (seis cucharillas, 25 gramos).

Cualquier comparación con tiempos pasados indica que abusamos del azúcar y lo hacemos de una manera un tanto inconsciente porque el azúcar se oculta en multitud de alimentos procesados, bollerías, charcutería o pan de molde, entre otros. Concretamente, una cucharada de salsa de kétchup contiene casi una cucharada de azúcar y un bote de tomate frito de 300 gramos lleva casi 10 cucharadas de azúcar. Pero el caso más alarmante es el de los refrescos azucarados, y es que una sola lata contiene 10 cucharadas de azúcar. ¡Ojo al dato! en España consumimos cerca de 2.000 millones de litros de diferentes refrescos.

El consumo de azúcares libres, incluidas las bebidas azucaradas, es uno de los principales factores del aumento de la obesidad y la diabetes en el mundo.

Por eso la OMS ha pedido adoptar acciones a nivel mundial destinadas a reducir el consumo de las bebidas azucaradas y su impacto sobre la salud. Varios países han secundado la propuesta y apuestan por gravar los refrescos. Este es el caso del gobierno británico que ha propuesto gravar a partir del próximo año con un impuesto las bebidas con más de 5 gramos de azúcar por cada 100 mililitros. Una medida adoptada también en Francia, Hungría, México y en algunos estados de Estados Unidos como Filadelfia. Por su parte, Nueva York intentó, aunque sin éxito, prohibir las bebidas gigantes.

Estos cambios legislativos hacen mella en los hábitos de consumo y la población empieza a percibir el azúcar como un riesgo parecido al tabaco. De hecho una reciente encuesta señala que el 63 por ciento de los españoles está tratando de reducir el consumo de azúcar y han surgido movimientos como sinAzucar.org, un proyecto fotográfico que pretende visualizar el azúcar libre existente en muchos de los alimentos que consumimos habitualmente.

De acuerdo al reciente informe de la consultora Euromonitor (Food and Beverage Ingredients Trends to Follow in 2017), durante el pasado año se ha revisado el concepto de “etiqueta limpia” y los nuevos hábitos de consumo enfocados al cuidado de la salud entre los consumidores de alimentos y bebidas. En este sentido, Coca-Cola España ya ha anunciado su adaptación a las recomendaciones de la OMS reduciendo el contenido de azúcar de su oferta de bebidas.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies