Archivos

Efecto mariposa y proyecto de Ley de Servicios Profesionales

El proyecto de Ley de Servicios Profesionales, actualmente en fase de debate parlamentario, ha dejado a los farmacéuticos como estaban con respecto al binomio propiedad-titularidad, dado que, aunque contempla que pueda entrar capital no farmacéutico en la farmacia, este no podrá exceder el 49% y, por tanto el farmacéutico titular mantendrá en control de la misma. Sin embargo, esta opción no es definitiva, ya que queda una puerta abierta a los modelos hiperliberalizados y las cadenas de farmacias.  El proyecto de ley recoge la creación de una Comisión de Reforma de las Profesiones. Las funciones definidas para esta Comisión son realizar informes preceptivos relativos al acceso a las profesiones y reserva de funciones y, también, las posibles modificaciones que pudieran introducirse en el actual estado de la cuestión.

Muchos habrán oído hablar del efecto mariposa, según el cual el aleteo de una mariposa que vuela en China puede producir un mes después un huracán en Texas. Lo peor, si estamos en Texas, es que no podemos ni prever, ni evitar, que una mariposa aletee en China, lo cual es el principio de la teoría de caos.

Volvamos al terreno farmacéutico. Desde hace años la Comisión Europea ha protagonizado distintos intentos de liberalizar las oficinas de farmacia españolas. El hecho de que hasta ahora no lo haya conseguido, no significa ni mucho menos que no lo vaya a seguir intentando. Como se recordará, cuando se conocieron los primeros borradores del anteproyecto de esta ley, la desrregulación del acceso a la propiedad de la farmacia estaba contemplada. Sólo el trabajo explicativo del sector farmacéutico durante el primer semestre de 2013, y la buena recepción de esas tesis en el Ministerio de Sanidad, consiguieron mitigar la liberalización contemplada por el Ministerio de Economía y Competitividad autor del proyecto.

Ahora bien, debemos ser conscientes de las presiones liberalizadoras tanto de la Comisión Europea como del Banco Central Europeo. El riesgo, en consecuencia, lo tenemos en el posible aleteo de mariposas liberalizadoras en Bruselas que, al cabo del tiempo, provoquen un terremoto en el modelo de farmacia español. Ese aleteo no lo podremos controlar, pero podemos reforzar nuestros cimientos para resistir los embates. En pocas palabras hay que seguir trabajando bien, cada vez mejor, para que toda la sociedad española se resista a perder la calidad y la proximidad del servicio farmacéutico que recibe.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies