Archivos

Día Mundial contra la Obesidad, un problema que afecta a más de la mitad de los españoles

Cada 12 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Obesidad, cuyo objetivo es informar y concienciar a la población sobre la obesidad y el sobrepeso, además de la necesidad de adoptar medidas para frenar el continuo aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad a nivel mundial.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, afectando alrededor de 2.000 millones de personas en todo el mundo. En nuestro país, se estima que el 39,3% de la población adulta (25-60 años) sufre sobrepeso y el 21,6%, obesidad, por lo que más de la mitad de la población presenta un peso superior a lo recomendable. La obesidad es más frecuente en mujeres (17,5%) que en varones (13,2%) y se ha observado que la prevalencia de obesidad crece conforme aumenta la edad de las personas. En el caso de la población infantil y juvenil (2-24 años), las cifras indican un 13,9% de niños obesos y un 12,4% de niños con sobrepeso. En este grupo de edad la prevalencia de obesidad es superior en varones (15,6%) que en mujeres (12%).

La OMS define la obesidad y el sobrepeso como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Calcular el Índice de Masa Corporal (IMC) se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad. El IMC es el valor resultante del cociente entre el peso de una persona en kilogramos y el cuadrado de su talla en metros (IMC= Kg/m2). Se trata de un cálculo sencillo y común tanto para hombres como para mujeres adultos. Sin embargo, hay que considerarlo un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. También se considera signo de obesidad un perímetro abdominal en hombres mayor o igual a 90 cm y en mujeres mayor o igual a 80 cm. En el caso de los niños es necesario tener en cuenta la edad al definir el sobrepeso y la obesidad.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las calorías gastadas. Esto se debe a una mayor ingesta de alimentos ricos en grasas y azúcares y a una disminución de la actividad física debido a la naturaleza de vida cada vez más sedentaria.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas no transmisibles, entre las que se incluyen patologías cardiovasculares, diabetes, trastornos musculoesqueléticos y algunos tipos de cáncer, como, por ejemplo, el de mama, ovario, próstata, hígado, riñón o colon, entre otros.  Los niños obesos experimentan dificultades respiratorias, un mayor riesgo de fracturas, hipertensión, marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos. Además, la obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.

El sobrepeso y la obesidad, así como las enfermedades no transmisibles vinculadas, pueden prevenirse en su mayoría. (adjuntar acceso a la infografía) Seguir una dieta equilibrada, basada en el modelo de dieta mediterránea, y realizar actividad física periódica son los dos pilares fundamentales para ello.

La labor de prevención es fundamental, pregunta en tu farmacia, ellos podrán ayudarte e informarte sobre nutrición y adopción de estilos de vida saludables.

 

Texto> Rebeca González Ginés, farmacéutica del Servicio de Información del Medicamento del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies