Archivos

Detrás del dolor de espalda

Antes de cumplir los 15 años, casi el 51% de los chicos y más del 69% de las chicas ya han padecido dolores de espalda, según estudios científicos. Es una incidencia preocupante porque limita las actividades diarias de los alumnos y, lo que es peor, corren el riesgo de que padezcan de manera crónica esa dolencia en la edad adulta, ya sea en forma de hernias discales o por otro tipo de lumbalgias.

¿Por qué se manifiesta a una edad tan temprana esta dolencia? Todo parece indicar que detrás de esto está el excesivo peso del material escolar que los estudiantes cargan diariamente, la incorrecta manera de transportarlo en la mochila y las malas posturas al sentarse cuando están en clase.

Estos malos hábitos, con el paso del tiempo,  tienden a aumentar la intensidad de los dolores y a extenderse a otras partes del cuerpo, por lo que conviene prevenirlos desde edades tempranas.

Con ese objetivo, se ha puesto en marcha la campaña de Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares Españoles, de la Fundación Kovacs y la Organización Médica Colegial (OMC).

Esta iniciativa se centra en destacar la importancia de realizar deporte de forma regular, reducir el peso del material escolar que transportan los estudiantes y corregir la forma en que llevan la mochila y la manera de sentarse.

El presidente de la Fundación Kovacs, Francisco Kovacs, explica que es fundamental que se realice ejercicio físico de manera regular, como mínimo dos veces a la semana, en días no seguidos y durante al menos tres horas semanales.

Con respecto a las inevitables mochilas, los expertos aconsejan llevar una con ruedas, para que la espalda no soporte el peso que los menores tienen que transportar diariamente.  En cuanto a las mochilas de tirantes,  lo mejor en edades tempranas es situarlas en la zona lumbar y sujetarla con un cinturón alrededor del abdomen de manera que no se bambolee por el peso.

A la hora de elegir una mochila, esta debería ser ligera, ergonómica y con las tiras acolchadas. Siempre debe ir colocada con los dos tirantes en los hombros y por encima de la cintura. La tendencia en muchos menores a transportarla utilizando solo uno de los tirantes y uno de los hombros es altamente perjudicial, ya que el peso no se distribuye correctamente.  Los objetos más pesados tendrían que colocarse en la parte inferior de la mochila y apoyados en la espalda.

Además, es necesario adquirir hábitos saludables desde bien pequeños, tanto a la hora de sentarse como de agacharse, para evitar así lesiones musculares y contracturas que suelen pasar factura desde edades muy tempranas hasta llegar a convertirse en algo crónico.

Los farmacéuticos  también coinciden con los expertos en que para prevenir el dolor de espalda el peso de la mochila no debería sobrepasar el 10% del peso del alumno. Lo correcto es que estuviera situada en la zona lumbar o entre las caderas y debería poder graduarse según la talla del niño.  Por ello, insisten en que entre los factores que se han asociado a un mayor riesgo de padecer esta dolencia entre los jóvenes, se encuentra el exceso de carga.

Con el fin de ofrecer más consejos, esta campaña distribuye un nuevo monográfico del Tebeo de la Espalda que explica una serie de pautas a seguir para tener una espalda sana en el colegio. Su efectividad ha sido demostrada científicamente en ensayos clínicos controlados.  Mediante viñetas atractivas y de fácil comprensión, se facilita a los menores los conocimientos fundamentales para la salud de su espalda. Todo ello para que cuando sean mayores no lo lamenten.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies