Archivos

Recursos de ayuda para cuidar al cuidador

Los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia son aquellos que atienden diariamente las necesidades más básicas, desde la movilidad, la comida o el aseo, hasta la comunicación con los demás. Una experiencia que puede ser muy grata pero que obliga a reorganizar la vida familiar, laboral y social, en función de las circunstancias y de las limitaciones que padece la persona que recibe los cuidados, del alcance de la enfermedad o del grado de lucidez. Una tarea que conlleva gran responsabilidad y que puede provocar el “síndrome del cuidador” debido al estrés continuado que puede agotar las reservas físicas y mentales del cuidador.

Actualmente, en España medio millón de personas precisan los cuidados que habitualmente les prestan las mujeres de la familia. Según el Imserso, el 83 por ciento de quienes cuidan son mujeres que comparten el perfil de casada, mayor de 50 años y sin empleo remunerado.

Son ellas quienes invierten más tiempo en el cuidado y se ven sobrecargadas por el trabajo que implica la atención directa de la persona dependiente. Una ocupación que ejercida durante tiempo afecta a su calidad de vida debido a la sobrecarga diaria a la que se ve sometida. Por eso hay que tener muy presentes las necesidades del cuidador, que precisa de mayor información y formación sobre la enfermedad a tratar y de los cuidados a prestar. También es importante aportarle apoyo emocional y posibilitar periodos de descanso y apoyo económico para prevenir situaciones de agotamiento.

Cuidar bien a un familiar no es responsabilidad única del cuidador; hay que contar con la ayuda de familiares o amigos, servicios públicos o privados. Es fundamental utilizar los servicios asistenciales de la comunidad: médicos, trabajadores sociales, psicólogos, profesionales de enfermería y voluntariado.

Entre los diferentes recursos que ofrecen las entidades, cabe destacar el ofrecido por el Ayuntamiento de Madrid Cuidar al cuidador, donde se realizan diferentes actividades destinadas a cuidadores (familiares) de una persona mayor dependiente o a los cuidadores mayores que atienden a una persona dependiente menor de 65 años.

Por su parte, Cruz Roja ha editado una guía de ayuda para asesorar y aconsejar a los cuidadores en su propio cuidado. También la ONG El Teléfono de la Esperanza facilita diferentes manuales y folletos que facilitan estrategias para evitar su desgaste emocional.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies